martes, 10 de mayo de 2016

La Mirandiella y vuelta al valle de Taja

25/04/2016
Cordal de Santa Marta
Concejo de Teverga (Asturias)

A raiz de varias "escapadas exprés" había ido conociendo el camino viejo de Taxa, la braña la Vicietcha y algo del Cordal de Santa Marta, con lo que ya hacía tiempo que manejaba la idea de enlazar alguno de sus viejos senderos para darle la vuelta completa a la cabecera del valle de Valdesantibanes. Y eso fue exactamente lo que hicimos Xoserra, David, Belén y yo este día, darle la vuelta al valle, aprovechando para hacer cumbre en La Mirandiella, una cima cuya ascensión desde el Puerto de San Lorenzo puede resultar bastante insulsa, pero que añadida a nuestro circuito suponía un aliciente más y que nos sorprendió por sus espectacualres vistas.


Inicio/Fin: Campiello
Distancia: 21,5 Km
Desnivel máximo: 975 m
Desnivel acumulado positivo: 1.115 m
Tiempos: 9 horas


Dejamos el coche en el barrio de Güertas en el pueblo de Campiel.lu (600 m), un alargado núcleo que desgrana sus casas a lo largo de la carretera que sube a Urria y Taxa y en el que hay poco sitio para aparcar. Tras visitar la iglesia de San Miguel, tomamos por la carreterina que sube valle arriba, pasando por entre las casas del barrio de Briendas.


Más allá de las últimas casas una buena pista sigue internándose en la cabecera del valle, subiendo junto al rio Valdesantibanes hasta que alcanzamos un cruce. A la derecha sigue la pista por la que bajaremos por la tarde, pero de momento toca cruzar el río a la izquierda.


Nada más cruzar el puente tomamos la caleya que sube a la derecha, de nuevo valle arriba, mientras vamos ganando altura sobre las fincas de Fontescaldas, en el fondo del valle.


Pronto el camino deja el valle principal del río Valdesantibanes para internanse a la izquierda en el valle del arroyo de L´Aguichón, entrando por  Pilanegro, una zona donde el valle se comprime un tanto entre los crestones que caen de Peña Blanca y del Monreal y en la que cruzamos a la margen izquierda.


Poco más arriba abandonamos el buen camino que traíamos. Justo antes de que éste cruce de nuevo el arroyo, un abandonado camino sube a la derecha. En anteriores ocasiones tengo subido por el principal. Este alcanza unas fincas en mitad del bosque. Por encima de ellas sigue una estrecha senda que podría servirnos para alcanzar lo alto del cordal, pero hoy vamos a probar por éste.


A juzgar por la caja que conserva, sin duda se trata de un camino que fue muy utilizado en otros tiempos, aunque hoy está en completo desuso. Lo seguimos sin mayores problemas, con tan solo dejarlo de vez en cuando para seguir paralelos a él, por mitad del bosque, cuando lo vemos muy tomado.


El camino sube con varias revueltas por mitad del bosque, dejando bajo nosotros lo que en otros tiempos fueron fincas, y de las que solo se conservan algunos cierres, hasta alcanzar una collada en mitad del crestón que baja desde lo alto del Monreal, el mismo crestón que comprime el valle en Pilanegro, y que ofrece llamativos rincones.


Desde la collada el camino gana en entidad, conservando una buena caja. Este sube un tramo justo por el filo del cordal.


Poco después alcanzamos un cruce. Dejamos el que sigue de frente y que se interna en el hayedo del Monte la Verde, para tomar el ramal que sube a la izquierda.


El camino vuelve así a la cabecera del arroyo de L´Aguichón  alcanzando las fincas que forman las Morteras de La Torre (960 m), desde las que vemos el valle por el que hemos venido subiendo con las cumbres de la Sierra de Gradura ya al fondo.


Desde las fincas sigue una buena senda en llano, que se dirige hacia la amplia collada de Ortiguedón, al fondo de la foto, por donde comunica con el pueblo de La Torre. Ir hasta allí supone en nuestro caso dar un rodeo por lo que poco después tomamos otra senda que sube hacia la derecha, dejando la collada a nuestra izquierda. En la foto se ve ésta al fondo.


La senda sin embargo parece cortar en llano sin llegar a ganar el cordal, por lo que acabamos subiendo por un amplio prado, cuando ya vemos a nuestras espaldas el pueblo de Urria.


Ganamos así lo alto del Cordal de Santa Marta (1.000 m), pasando a la vertiente del valle de Valdecarzana, por donde sube la carretera del Puerto San Lorenzo. En la zona alta de la sierra un buen camino va a ir recorriendola en llano. Se trata de la comunicación del pueblo de Campos con la braña de La Vicietcha, una buena senda que no osbtante, nosotros nos encontramos con muchísimo barro.


Al otro lado del valle vemos el Paxarinas, el Cuernu Chamas y el Troméu y detrás de ellos Peña Negra, ya en el Cordal de la Mesa.


Dejamos atrás las fincas de Navachos y en las de Villar de Sú perdemos momentaneamente la mejor senda, que gana altura, siguiendo por otra que en llano dobla la cresta que baja desde Ganzu Negru. La senda sube a plomo por ella hasta cortar la anterior que, ya en llano, va a atravesar la despejada ladera de Valdegranda, cuando ya vemos Peña Negra, el Michu y a la derecha las antenas de La Mirandietcha, por donde pasaremos. Abajo la carretera del puerto San Lorenzo.


La senda nos lleva sin pérdida a la collada de Ganzu Negru (1.179 m), por la que pasamos nuevamente a la vertiente de Valdesantibanes, internándonos en el hayedo del Monte la Verde.


Entre los árboles, aún sin hoja, vemos ya el pueblo de Taxa por donde pasaremos unas horas más tarde y la pista que sube a Cueiro.


Muy guapo el hayedo de La Verde, que baja hacia el río de Taxa.



Superamos un despejado colladín desde donde vemos, al frente, La Mirandietcha.


y poco después salimos a la preciosa vega en la que se asienta la antigua braña de La Vicietcha (1.260 m), al pie de la Peña El Castietchu.


La braña se desperdiga por una amplia collada, con varias cabañas en la vertiente de Valdecarzana, una buena balconada hacia las Ubiñas y el Cordal de La Mesa.


La Vicietcha era braña del pueblo de Campos y a juzgar por el número de cabañas y corros, debió ser importante. Hoy solo aguantan en pie un par de cabañas y un viejo corro con techo abovedado de piedra al que, me temo, le quede poco. Al fondo a la izquierda, el Picu Redondu. Sobre esta braña teneis otra entrada al blog AQUI.


Salimos de la braña bordeando por la vertiente de Taxa la Peña el Castietchu, pasando junto a una fuente. El camino está muy marcado en todo momento.


Alcanzamos así una nueva braña, la Vicietcha d´Arriba en la collada La Granda (1.327 m) que se abre al oeste de la Peña el Castietchu. Quedan restos de un par de cabañas pegadas a sus paredes.


La Granda es una llamarga en otra amplia collada, rezumando agua por todas partes y de la que cuesta salir sin mojarse en exceso. Al norte da vista a la cabecera del valle de Taxa o Valdesantibanes, con la zona de Cueiro al fondo.


Al sur, domina la cabecera de Valdecarzana, con Peña Negra y la Cugurueza justo enfrente.


Desde aquí nos dirigimos hacia La Mirandietcha, tomando por la senda que se ve subir a la derecha del fondo de la vaguada de Los Bedules. No hay duda de que tipo de árbles tapizan la zona alta de la vaguada, son abedules.


Atrás se queda la Peña el Castiechu, nombre que le viene de que en ella se alzaba el castillo de Miranda que controlaba el cercano Camín Real de la Mesa a su paso por el Puerto de San Lorenzo o San L.laurenzu.


Según vamos subiendo ladera arriba, se abren las vistas sobre buena parte de Teverga, con todo el Cordal de Santa Marta que hemos recorrido.


Alcanzamos la pista (1.490 m) que da servicio a las antenas de La Mirandietcha y que sube desde el Puerto de San Lorenzo, bajo nosotros. También vemos el Camín Real de la Mesa que baja desde Piedraxueves y que interceptaremos más adelante. Al fondo una vez más Peña Negra y El Michu.


Subimos por la pista, dejando el Pico La Mouta a nuestra izquierda hasta alcanzar el collado de La Forcá (1.526 m), en el que pasamos a la vertiente somedana, con las antenas ya justo delante nuestro.


Sin embargo, en vez de irnos directos a la cumbre de La Mirandietcha, lo hacemos a su cumbre gemela, el Alto del Caspiu, solo 9 m más baja que aquella y situada al este de la cima principal, en la que se localiza el verdadero buzón de cumbres (1.559 m).


El Caspiu constituye una privilegiada atalaya sobre los valles teverganos de Valdesantibanes y Valdecarzana, con las sierras de Gradura y Sobia al fondo y tras ellas la Sierra del Aramo.


Girando nuestra vista al sur vemos las Ubiñas y el Cordal de La Mesa, con la Peña Negra a la derecha.


Tirando de zoom, Peña Ubiña.


La zona alta de Somiedo, con la Penouta asomando a la izquierda, el Cornón en el centro y el Mocoso a la derecha.


Casi superpuestas las cimas de Los Raxos, Las Camposas y el Cogotchu Cebotcheo, en la cabecera del valle de Pigüeña.


Sigue al norte todo el cordal que forma la Sierra de la Serrantina, con el Rabu d´Asno asomando sobre ella.


Justo enfrente nuestro la verdadera cumbre de La Mirandietcha, fea como ella sola con la caseta y antenas de telefonía.


Hacia el norte vemos las modestas cumbres de La Berza y el Picu Redondu. Bajo ellas se abren los inmensos pastos de Cueiro, Veiga Taxa o Vicenturo, que recorreremos en parte poco después.


Una par de panorámicas desde cumbre.



 La ruta es larga y aún es pronto, así que decidimos bajar al menos hasta el Camín de la Mesa antes de comer. Así que foto de cumbre y seguimos.


Subimos hasta la verdadera cumbre de La Mirandietcha (1.568 m) donde casi ni paramos. Desde la cima tomamos una trocha que baja por la vertiente contraria a aquella por la que le llega la pista y que alcanza una primera collada (1.455 m) desde la que seguiremos bordeando la modesta cumbre de L´Abeya por la derecha para alcanzar una segunda collada (1.466 m) a los pies de La Verde. Desde esta bajaremos al Camín de la Mesa para subir hasta la collada de La Tartutcha (flecha)


Guapo este tramo a caballo entre los concejos de Somiedo a la izquierda, ....


... y Teverga, a la derecha.


A los pies de La Verde bajamos por una vaguada un tanto cerrada de escobero en su zona alta, a buscar el Camín Real de la Mesa.


Salimos al Camín Real a la altura de Las Escampladas (1.380 m). En este tramo el camino sube con poca pendiente bajo la modesta sierra del Cantu la Verde, buscando el paso por la collada de La Tartutcha.


Una vista atrás, con La Mirandietcha. Bajo nosotros se localizan las brañas de Los Arnales y un poco más abajo el somedano pueblo de Orderías.


Subimos hasta La Tartutcha (1.413 m), un esttrecho paso en donde el Camín Real de La Mesa abandona Somiedo y entra en Teverga, alcanzando después la collada del Chanu Fasgueiru (1.413 m) (izda de la foto), tras atravesar una zona completamente encharcada. Desde él la senda gira a la derecha por Los Pontones, pasando bajo la Sierra la Espina.


A su paso por Los Pontones se abre a nuestra derecha el valle de Las Troncadas, que forma la cabecera del valle de Taxa, enmarcado con la visión de las Ubiñas al fondo.


Solo un poco más arriba paramos, por fin, junto a la buena fuente de La Celada para comer. Ya iba siendo hora y lo peor ya nos lo habíamos quitado. Desde aquí ya sería prácticamente todo cuesta abajo.


Tras la parada de rigor superamos los metros que nos separaban de el Alto la Celada (1.427 m), desde el que empezamos a bajar hacia el Alto de Cueiro.


En el Alto de Cueiro se abre a nuestra izquierda el valle de Montovo. Un cruce de caminos nos permitiría alcanzar los pueblos de La Bustariega o Valcarcel. En el centro de la foto el Monegro o Bustariega.


Por fin entramos en Cueiro (1.388 m), pasando junto a las ruinas de lo que fuera la antigua Venta de Cueiro, una de las tantas que jalonaban el camino y es que desde Torrestío a Dolia, el Camín Real no pasaba por pueblo alguno.


Cueiro es una inmensa planicie, unos pastizales sin fin formados en realidad por la unión de varias vegas, Veiga Cueiro, Veiga Taxa, Veiga el Prau, Vicenturo, .. que se prolongan durante cerca de 5 Km. Sin duda una de las mayores vegas de Asturias. La idea que traía era haber salido de Cueiro por La Sierra (derecha de la foto) y bajar al Tchanu para alcanzar Taxa desde ahí, pero al final optamos por recorrer la vega entera.


Y es que visitar Cueiro en primavera es una maravilla, alguno no la conocía y yo mismo hacía mucho que no venía por aquí. Total, que pasamos bajo el Alto la Casa y abandonando el Camín Real de la Mesa tomamos por el centro de la vega, alejándonos de La Bobia, la collada donde el camino dejaba Cueiro para dirigirse al norte, hacia Dolia y donde también arrancaba el llamado Camín Francés que seguía al este, hacia Vicenturo.


Nosotros atravesamos la Veiga Cueiro dirigiéndonos a Los Cancietchos, donde se localizan unos cercados de ganado.


A nuestra izquierda dejamos la Veiga Taxa que contínua hacia el Picu Redondu, que vemos al fondo.


Salimos de Cueiro por La Bobia (1.287 m), otra preciosa balconada sobre el valle de Valdesantibanes.


Al otro lado del valle el Cordal de Santa Marta que hemos recorrido, con la aguja que forma la Peña el Castietchu.


Desde La Bobia bajamos por el viejo camino que pasa por las fincas de Cabanietchas y donde se localiza la Fuente Baches, en la que echamos un trago.


Poco después salimos a la pista que hoy da servicio a Veiga Cueiro y Veiga Taxa desde Taxa. Las vistas al frente nos hacen un poco más llevadero el duro descenso por hormigón.


Por fin alcanzamos el núcleo de Taxa (960 m) entrando por el barrio de Pirida. Pasaremos junto a su lavadero y fuente - dos buenos chorros salían - para cruzar el pueblo hasta su salida por el barrio de Urdial.


Justo frente a la vieja escuela de Taxa, abandonamos la carretera que inicia el descenso hacia el pueblo de Urria, para tomar por una caleya que en los primeros metros pierde altura paralela a la carretera misma. Se trata del camino viejo de Taxa, un maravilloso sendero hoy abandonado casi por completo.


Se trata de un camino carretero que baja sostenido por buenas armaduras y que a su paso bajo las paredes de Penaúda llega incluso a trazar alguna zeta para perder altura con menor pendiente.


Al fondo el hayedo del Monte la Verde por cuya zona alta cruza la senda hacia la braña la Vicietcha.


A punto de dejar atrás las paredes de Penaúda asoma al frente el pueblo de Urria. Desde este punto, la senda inicia un descenso hacia la reguera de Corros.


Cerca del cauce la senda pierde entidad y la maleza la hace menos evidente, aún cuando se sigue sin problemas. Dejaremos un ramal que sube a la izquierda y poco después alcanzaremos la reguera Corros (785 m) que, por suerte, no trae excesivo caudal ya que no hay puente.


Poco después la senda recupera parte de su entidad al atravesar un despejado bosque de roble ...


...desde el que tenemos ua buena vista de La Foz, donde el río Taxa se encañona.


La senda sigue bajando, aproximándose al río poco a poco.


Por fin alcanza unas fincas. Hasta ellas llega una pista desde Campiel.lu, la misma por la que tomamos a primera hora de la mañana.


Ya solo nos queda bajar acompañados por el río Taxa o Valdesantibanes. Llegaremos así al puente de la mañana y poco después entramos de nuevo en Campiel.lu.


Y junto al coche, cambio de ropa y a Entrago a tomarse algo, que la ruta había sido larga y nos lo merecíamos. Os dejo el track.




Un saludo
Cienfuegos

24 comentarios:

  1. Excelente reportaje Javier, me la apunto para hacer un día que tenga tiempo, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta, Diego, es de lo más variada y ofrece rincones preciosos.
      Un saludo

      Eliminar
  2. ¡Vaya preciosidad de ruta! He disfrutado viendo el reportaje pues conozco más bien poco de la misma. Muy guapa las braña de La Vicietcha. Excelente reportaje. Un abrazo, Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Victor, esa braña es una preciosidad y desde el punto de vista etnográfico tiene su interés. En el reportaje no quise meter muchas fotos, pero tienen unos corros muy originales y quedan chozos con techumbre de piedra muy guapos tambien.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Claro, esa Braña de la Vicietcha es para volverse chifladín...qué hermosura!!! Ya nos lo habían cotorreado David y Belén y ahora entendemos el por qué. Precioso reportaje. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo lo mismo que a Victor. Ya solo por esa braña, merecería la pena la ruta. Es muy guapa y está en un sitio con unas vistas preciosas. Cuando la vi la primera vez desde el Rebel.lón ya me pareció que tenía que ser un sitio guapo y vaya si lo es.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. En Campiello, teneis unos apartamentos Rurales, donde despues de la ruta, podeis relajaros en el jacuzzi exterior. dejo pagina web www.balconreal.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelo eliminar la publicidad, pero hoy haré una excepción ya que los apartamentos están en el pueblo del que salimos. Aprovecho para pedirte que si conoces la ruta y ves algún error o laguna en la toponímia me lo corrijas.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Me encantan tus fotos y además me quedo asombrado de la cantidad de nombres que conoces de todos los lugares por donde pasamos.
    Buen reportaje que me ha hecho recordar un estupendo día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xoserra, digamos que las rutas publicadas llevan un trabajo de "gabinete" que puede ser más o menos intenso para intentar dar con la toponimia correcta. En este caso fue de los buenos.
      Hay que repetir ruta pronto.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Preciosa circular y precioso el entorno de la Pela Castietchu.
    Con repors así es un lujo descubrir nuevos lugares!!
    Un abrazo amigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias pareja. Si que es guapa esa zona del Castietchu. También ayudó el día que fue espectacular.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Espectacular ruta y descripción. Me dejas alucinao con los topónimos.
    Desde luego pasamos un gran día.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, en este caso, aparte de algún apunte que ya tenía por ahí de otras rutas, tiré de un par de libros que creo que están muy bien documentdos, El Camín Real de la Mesa de Guillermo Mañana y Teverga, Soñando Caminos, de Celso Peyroux.
      A ver cuadno volvemos a coincidir.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Otro lugar bien precioso nos descubres, que de caminos abandonados ...cuanta preciosidad rebosa la naturaleza, esa Asturias maravillosa...y que vistas.
    Un abrazo Javi y nuevamente fotos preciosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una preciosidad, efectivamente. Teverga es una de las zonas que más frecuento. A mi me parece una maravilla y cuanto más voy más sitios descubro y más me gusta.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Un recorrido exhaustivo por el valle de Taxa, me gusta mucho el reportaje, la braña Vicietcha y el camino antiguo de Taxa tienen una pinta excelente y que decir de las veigas de Cueiro y siguientes. un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que la braña, el camino que llega hasta ella y el camino viejo de Taja, son lo mejor de la ruta. Sin quitar Cueiro o las vistas desde la Mirandiella. Una ruta muy variada.
      Un saludo

      Eliminar
  10. Precioso itinerario, de una zona que apenas conocemos, la verdad es que cuesta bastante cambiar de vertiente aunque haya auténticos tesoros como los que muestras en tus reportajes.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Valentín, oye por cierto que me despistaste con el cambio de nombre del blog. No recibía las actualizaciones. ¿Donde quedó la era marihuana mountain?
      Saludos

      Eliminar
  11. Otra buena ruta para copiar, y además no muy lejos , tiene muy buena pinta... Esa Braña es preciosa, así que habrá que ir a conocerla, al igual que esa balconada de la Bobia.
    Volveré a abrir la agenda para copiar muchas de tus rutas jeje.
    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La braña es muy guapa. En el blog tengo otra entrada de una ruta más corta para visitarla, subiendo desde la vertiente del puerto de San Lorenzo. Merece la pena por si sola.
      Saludos y retoma el tema poco a poco, no te vayas a volver a lesionar.

      Eliminar
  12. Ahora en junio es una locura hacer esta ruta, (recomendable machete homologado para junglas) la maleza tiene lo poco que queda de los caminos completamente tomados. La primera parte de la ruta está complicadilla, y en el camino que baja de Taja a Campiello, los felechos y las ortigas, en la mayor parte del camino son más altos que las personas y hay que tirar para delante a base de fe, porque no se ve por donde vas. (en las fotos parece que estaba bastante mejor). Me dejó una sensación de tristeza el ver como se pierden sin remedio los caminos. Este concretamente es muy guapo y solo con desbrozar ya estaría perfecto para que la gente lo conociese dando un paseo, de esta manera en poco tiempo desaparecerá para siempre.

    Eso si, la vega de Cueiro es maravillosa¡¡¡¡

    En la bajada a Taja se puede ahorrar casi toda la pista, en cuanto esta gira a la derecha, hay una caleya que sale a la izquierda y te lleva directamente a la salida de Taja, muy cerca del"camino" a Campiello.

    Como siempre muchas gracias por la ruta. un saludo. Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me imagino que el tramo de Taja para abajo, en esta época esté sumamente tomado. Como bien dices es una pena que un camino tan guapo esté totalmente abandonado. No costaba nada meterle una limpia de vez en cuando y con balizarlo como PR, con un par de paneles y un par de postes en los cruces, yo creo que ya solo con el paso de la gente, se mantendría limpio. Supongo que el camino de la Vicietcha y dem´s lo encontrarais limpio. Yo ese, si que lo tengo hecho en verano y no le vi mayor problema.
      El camino que comentas para ahorrar la pista se cual es, pero se nos pasó. Ibamos de charleta y cuando nos dimos cueneta estábamos donde el depósito. Tambien se nos pasó otro que se ñpuede toamr antes y bajar a la derecha de la pista. Señal de que íbamos entretenidos.
      Un saludo

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.