lunes, 9 de enero de 2017

Fotografías 2017

¿Y tú qué miras?



Ahora  que ya empieza a apretar el calor, 
nada comoirse a "moscar" a la sombra de nuestros hayedos.
Como este a caballo entre Piloña y Caso.

En esti añu de seca, 
va bien alcordanos d´aquellos dies en que les fuente echen abondo d´agua

Mil metros puede no ser un gran desnivel.
Pero si te dijen que los vas a bajar en poco más de 2 Km, la cosa cambia.
Así es la Sierra de Caranga. Sin medias tintas.

Sendas inverosímiles las que transitamos en ocasiones.
Y sin embargo hasta no hace tanto, eran sendas habituales de pastores y vecinos.


Arriba y abajo. Blanco y negro. Yin y Yang. Reflejos en el agua.
Dos caras de una misma moneda.

La placidez del atardecer. La luz mortecina. La quietud de las aguas del Lac d´Azur.
Las charlas a media voz. La agradable temperatura tras un tórrido día.
Todo animaba al paseo tranquilo, a la contemplación, al disfrute, ... a descansar.

Y cuanto más conocemos, más conscientes somos de cuanto ignoramos.
Somiedo infinito

A veces las puertas guardan tesoros.
En otras ocasiones la propia puerta es el tesoro.

Villamexín ya estaba en sombras, pero la Airúa Naval aún recibía los últimos rayos de la tarde
mientras yo volvía de recorrer nuevas, viejas en realidad, sendas por la Forcada

Podría contar por centenares, quizás por miles los manantiales que tengo visitado.
Pero nunca deja de sorprenderme ver brotar con fuerza el agua del interior de la tierra.

Comienza un nuevo año. Tiempo de buenos propósitos. 
¿Puede haber uno mejor que el de seguir disfrutando de nuestras montañas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.