miércoles, 6 de junio de 2018

Peña Avis desde Bueño

29/03/2018
Concejo de Ribera de Arriba (Asturias)

Hace ya tres años - como pasa el tiempo - los amigos de Sanclagones habían colocado un buzón de cumbres en la cima de la modesta Peña Avis y quedó apuntada para una visita, ya que aunque modesta, no deja indiferente cuando pasas bajo ella por la Vía Verde Oviedo-Fuso de la Reina. Al final me decidí a hacerla hace unas semanas con la cría y aunque la aproximación no deja de ser un corto y sencillo paseo apto para todos los públicos, los últimos 100 m previos a cumbre son un denso cotoyal que hace que no sea la mejor ruta para realizar con niños. Así y todo, logramos la cumbre y disfrutamos de sus vistas.

DATOS DE LA RUTA
  • Inicio/Fin: Güeñu/Bueño
  • Distancia: 7,5 Km
  • Desnivel máximo: 290 m 
  • Desnivel positico acumulado: 345 m 
  • Tiempos:  2 y 1/4 horas
  • Dificultad: Fácil. No obstante, los 100 m previos a cumbre se cubren sobre terreno muy quebrado y que presenta mucha maleza, lo que los hacen muy incómodos.


Se trata de una ruta corta que puede plantearse de varias formas. Nosotros optamos por salir de Gueñu/Bueño y aunque contábamos con alargarla un poco, regresando por la margen izquierda del Nalón, al final se quedó en un corto paseo. Güeñu es famoso por su "colección" de hórreos y su Centro de Interpretación del Hórreo, contando incluso con una escultura dedicada a un "pegollu".



Cruzamos Güeñu y salimos por la carretera que al oeste, conduce al barrio de Quintaniella.


En poco tiempo alcanzamos un cruce con una buena fuente y lavadero, junto a la que tomamos el ramal de la derecha.


Es una estrecha carretera que finaliza junto a un par de casas en la parte superior de Quintaniella.


Al fondo vemos la Mostayal en el extremo de la Sierra del Aramo.


Poco a poco la vega del Nalón va quedando bajo nosotros, con la central térmica de Soto al fondo.


Guapa la carretera, sin un solo coche ya que solo da servicio a un par de casas en las que aparentemente no vive nadie.


Junto a las casas muere la carretera, pero una pista continúa de frente.



El Nalón ya bajo nosotros.


La pista también acaba por morir. Continúa un marcado sendero que cruza una portilla, cuando ya tenemos bajo nosotros el puente de Palomar, con las casas de Palomar en la orilla contraria. Al fondo ya se empieza a ver la Sierra del Aramo.


Atravesamos un precioso robledal.


A la salida del bosque subimos unos metros a la derecha por una campa. Por encima de ella quedarán unos 100 m hasta cumbre, pero son lo peor con diferencia. Terreno muy quebrado y totalmente cubierto de cotoya. No sabría decir por donde se sube mejor. Seguramente más a la derecha de por donde nosotros lo hicimos. En todo caso hay que ir buscándose la vida. No queda otra. No es un tramo agradable y menos para los críos, yo aviso. Con todo acabamos por ganar la cumbre. Allí sigue la cruz colocada por los amigos de Sancalgones, aunque está rota, puede que por un rayo.


Con todo el esfuerzo merece la pena. Las vistas son espectaculares hacia la vega del Nalón, con los núcleos de Puerto, Caces y Las Caldas.


El Monsacro (izda) y la Sierra del Aramo con la Mostayal (dcha).


Al oeste la cumbre cae cortada a pico unos 300 m hasta el río Nalón. Podemos ver la estación de FEVE de Fuso, junto a la que en la actualidad discurre la Vía Verde Oviedo-Fuso de la Reina.


Y es que, como comentaba al principio, cuando transitamos por la citada vía verde, Peña Avis llamará necesariamente nuestra atención por la espectacularidad de su cara oeste que se alza sobre el río Nalón.


El campo de golf de Las Caldas.


La Sierra del Naranco


Un zoom al Pico Paisano en el Naranco, con Oviedo a sus pies.


La central térmica de Soto y al fondo la Sierra de Peña Mayor.


Tras un rato en cumbre descendemos de nuevo, más o menos por el mismo sitio. No hay duda que es un terreno incómodo a más no poder. Hay que alcanzar el prado que se ve abajo y en él dejarse caer a la derecha.


Lo único bueno es que en el descenso podremos disfrutar de las vistas sobre el Aramo.


La carretera del Angliru, por la que se veía transitar gente.


Regresamos hasta las casas de Quintaniella. La idea era haber alargado la ruta bajando desde aquí al puente de Palomar, pero en el incómodo ascenso/descenso habíamos perdido bastante tiempo y el día estaba cambiando y amenazaba agua.


Así que regresamos de nuevo por la carretera a Güeñu para dar una vuelta por el pueblo visitando los diferentes hórreos y paneras y llegando al coche justo cuando descargaban las primeras gotas.



De todas formas, os dejo aquí la idea que tenía en mente, realizada en anteriores ocasiones (opción roja del plano) y que era bajar desde Quintaniella al nuevo puente de Palomar cruzando por él el río Nalón a la margen izquierda. Allí entre las casas de Palomar una pista pasa bajo la carretera y la vía de FEVE para continuar a orillas del Nalón como parte del PR.AS-240.


La senda nos conducirá a un original puente peatonal atirantado que nos permite cruzar de nuevo sobre el río Nalón a la margen derecha.


Desde el puente tendremos una nueva vista de Peña Avis.


La senda acabará por llevarnos al área recreativa de El Llosalín, donde podremos parar a descansar, comer o incluso disfrutar de sus piscinas, antes de regresar ya por carretera de nuevo a Güeñu, donde cerraríamos la circular. Hoy os dejo solo el track del ascenso, pero seguramente regrese por la zona y entonces incorporaré aquí mismo el track del circuito completo.


Un saludo
Cienfuegos

6 comentarios:

  1. Guapa ruta. La cual me pasa igual que a ti. Bueno yo aun no he ido, aun sigue en pendientes. Habra que ponerle remedio.
    Un saludo para los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para perder un par de horas está bien. Las vistas son muy guapes. Eso si, ahora mismo, además de la cotoya, habrá felechu a barrer.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Gracias, habra que ir preparado para las garra..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Si eres como yo, que las pillo con asomarme a la ventana, ...

      Eliminar
  3. Hola Javi, ya vi tu comentario, cuando subisteis , que la cruz estaba rota, estamos preparando otra para subirla un día de estos, y creo como tu que fue un rayo lo que la rompió, , bueno es mejor creer eso, y tienes razón que su cara oeste es una pared formidable.
    Por cierto nosotros no pasábamos el cotoyal, sino que subíamos directamente por entre las piedras calizas , con la referencia de unos pequeños árboles que debíamos pasar por su lado, de hecho colocamos algunos jitos , pero seguro que estarán y tapados o desaparecieron, porque la última ve que subí hace 6 meses solo encontré uno.
    Un saludo, y gracias por informarme de la rotura De la Cruz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo no vi jitos en ningún momento. Tampoco buscamos mucho, la verdad. La próxima vez intentaré subir más a la derecha que parecía tener mejor pinta. Supongo que pondreis algo en el blog cuando esté colocada la nueva cruz. Ya iré a verla
      Un saludo

      Eliminar