lunes, 18 de junio de 2018

De Tielve al Obesón por el Sedo de la Cruz

19/05/2018
Macizo de Peñas Cabriegas 
Concejo de Cabrales (Asturias)

Era el Obesón una de esas cumbres que me quedaban pendientes por la zona y aunque por poder, se puede hacer desde la carretera de Tresviso, a mi se me apetecía alargarlo un poco. Saliendo desde Tielve lo normal sería añadirlo al PR.PNPE-20 "Ruta del Monte Camba", pero si en vez de subir por Valfrío lo hacemos por el Sedu de la Cruz para alcanzar directamente la Sierra de Portudera, la ruta gana bastantes enteros. Así que decidido. El regreso lo haríamos por el viejo camino de la India Sotres, aprovechando para conocer otra antigua senda más en el entorno de los Picos de Europa.

DATOS DE LA RUTA
  • Inicio/Fin: Tielve
  • Distancia: 18 Km
  • Desnivel máximo: 760 m
  • Desnivel positivo acumulado: 1.150 m
  • Tiempos:  6 y 1/2 horas
  • Dificultad: Moderada. El único tramo a tener en cuenta es el Sedu de la Cruz. Sin ser técnicamente complicada, la canal presenta mucha pendiente y en la zona alta hay que apoyar puntualmente las manos, en un tramo donde podría dar sensación de vacío.


Aparcamos en la plaza de Tielve, de donde saldríamos con un día espléndido.


Allí mismo, junto a la fuente en la que aprovechamos para cargar agua, ya vemos la que va a ser nuestra canal de ascenso, la del Sedu la Cruz (flecha), a la derecha de la Canal de Pelliteru.


Ascendemos unos metros por la pista que pasa junto al depósito de aguas, para un poco por encima de él y en una curva a derechas, dejarla para salir a la ladera sur de la sierra de Portudera.


La ladera, con mucha y sostenida pendiente, va a hacer que ganemos altura rápidamente, ampliando vistas sobre la Sierra de Peña Maín, al otro lado del valle del Duje, mientras Tielve va quedando abajo.


El valle del Duje corre al noroeste, hacia el Cares.


Ascendemos sin senda clara, por donde mejor lo vemos y con tendencia a la izquierda, buscando la entrada a nuestra canal.


Ya empiezan a verse las cumbres de Ándara.


La entrada como tal a la canal está protegida por un muro en donde es posible tener que apoyar puntualmente las manos, pero sin ninguna complicación.


Curiosamente una vez nos metamos en la canal, aparecerá una estrecha vereda que la va a ir remontando, primero por su derecha para luego cruzar a la izquierda.


Entre las afiladas agujas que encierran la canal, destaca el Piquín de Cotalbu, con ea Cuetu Vierru al otro lado del Duje.



La pendiente resulta innegable, aunque subimos a buen ritmo.


La senda se torna más difusa en la zona alta. Cruza a la izquierda para luego girar a la derecha y pegarse a la base de las paredes que cierran la salida.


La salida de la canal por el Sedu la Cruz se hace ganando una vira en la que observamos un cartel de los de límite del parque nacional.


Para alcanzar la repisa se hace necesario ayudarse de las manos. Muy sencillo, pero ojo en caso de pillar esto mojado. Un resbalón y no paras hasta Tielve.



Alberto me tira con mala luz una foto ya en la vira y junto al cartel del parque.


Ya en la salida de la canal, vemos el sedu la Cruz, la vira herbosa que se aprecia a la derecha de la foto. Tiene anchura suficiente para no dar excesiva sensación de vacío.


Una vez ganamos la zona alta de Portudera ascendemos los escasos metros que nos separan de la cumbre de Cabeza Rocín, para disfrutar de las vistas al oeste, hacia el Cornión, ...


... y hacia los Urrieles con el Picu sobresaliendo, Neverón de Urriellu en el centro y los Albos a la derecha.


Y al fondo el macizo de Ándara.


Buena vista también sobre la canal del Sedu la Cruz, con Tielve al fondo.


La zona alta de la Sierra de Portudera desciende suavemente al norte, hacia la vertiente de Arenas, contrastando con los abruptos desniveles que presenta su cara sur. Al fondo la Sierra del Cuera.


Nosotros tenemos que recorrer la sierra hacia el oriente, con la doble cumbre de Cabeza del Valle al fondo, fácilmente identificable por sus dos enormes antenas, a modo de canastas.


Al fondo Cabeza del Valle, por delante la collada de Fuentes de Viña, por donde habremos de pasar.


Poco antes de la citada collada enlazamos con la senda de Caoru que sube desde Arenas. Esto ya es terreno conocido y seguimos hasta la amplia majada de Tordín.


Vamos bien de tiempo, de hecho, vamos muy bien, así que nos acercamos a visitar la cueva de La Grayera, en la que se sume un pequeño arroyo que nace solo unos metros antes.


Dejamos atrás Tordín y salimos por el collado de El Mojón.


Un poco más adelante del Mojón alcanzamos el Posadoriu, excelente mirador de los Picos de Europa donde hacemos honor a su nombre y hacemos una breve parada para contemplar las vistas. De hecho subo unas fotos tomadas aquí, ya que luego, en el Obesón, no tendríamos tanta suerte.



Urriellu y Neverón de Urriellu.


El Cornión.


Desde El Posadoriu continúa el Camín de las Conchas, precioso camino soportado por buenas armaduras y que conserva su enconchado que se recorre con unas vistas de escándalo.


Al fondo ya vemos la silueta del Obesón, la cumbre de hoy. Tendremos que descender hacia la Cruz de Entrejanu, ....


...dejando a la derecha y bajo nosotros las majadas de Valfrío y Tobaos. En mi última ruta por Caoru bajé hasta ellas por Los Regueros, de camino a Tielve como os conté AQUI.


La senda sube hacia el Jorcao la Morzal en el que es uno de los tramos más guapos.


Bordea una pequeña cota y empieza a descender ya hacia el amplio collado de Entrejanu.


Pasamos por la Cruz de Entrejanu - cruz de los caminos que llegan desde Tordín, que bajan a Valfrío por Los Regueros, que siguen a Los Tobaos, o que se internan en el valle de Mildón - y nos adentramos en la vega, en la que se conserva alguna cabaña, que dejaremos a la izquierda.


Nosotros tomaremos una senda que va a ir bordeando la vega por la derecha, para ir ganando metros poco a poco, pasando enseguida junto a la Fuente el Cado, que nace en la propia peña y que se dirige hacia el collado Obesón, al fondo y en la cabecera de la vaguada.


Atrás se va quedando la vega de Entrejanu, bajo la cumbre del Alto el Valle.


Alcanzamos el collado Obesón, una preciosa vega delimitada en la ladera derecha por un frondoso hayedo hacia el que nos dirigimos.


Cruzamos un pequeño arroyo, los Regueros de la Cruz, desde donde damos vista atrás, hacia el collado Obesón.


En medio del hayedo se abre una estrecha vaguada libre de arbolado, el Valleyón, por la que discurre una marcada senda por la que vamos ascendiendo.


El Valleyón culmina en una collada que corta la pequeña sierra del Obesón dejando a la derecha la Cabeza Obesón y a la izquierda, la cota más alta de ésta, el Cabecinón, al que nos dirigimos.


Finalmente hacemos cumbre en el Cabecinón, al que erróneamente el IGN denomina Obesón, nombre que por desgracia ha calado en los ambientes montañeros y es con el que solemos referirnos a esta cima.


Tiro una serie de fotos haciendo un 360º. Primero al collado Pirué, bajo nosotros y a donde tendremos que bajar a continuación. Al fondo el macizo de Ándara. Por desgracia las nubes habían ido ganando volumen y tapaban las cumbres de los Picos.


Los Urrieles por detrás de Cabeza Sonllano que en su ladera norte se muestra completamente tapizada por el arbolado del monte Camba.


Al oeste la sierra continúa hacia la Cabeza Obesón. Al fondo debería verse el Cornión.


Al norte la Sierra del Cuera. Por delante y a la derecha Cabeza Legua.


Al este la Sierra de Cocón, sobre Tresviso, desde el Jajao al Cuetu la Cerralosa.


Y una panorámica desde cumbre hacia los tres macizos de los Picos.


La ruta estaba saliendo perfecta, con los tiempos mejor de lo planeado, de manera que ya que era temprano, optamos por tirar hasta Sotres y comer allí. De momento tocaba bajar a la collada Pirué. El descenso por la cara sur resulta bastante más engorroso. La ladera se muestra mucho más abrupta y el terreno un tanto sucio, aún cuando hay rastro de paso.


Pirué es un alomado y largo cordal que corre de norte a sur, dividiendo las aguas que caen a Sotres (dcha) y a Tresviso (izda). Sus laderas presentan mucho monte bajo pero parece que cada año se rozen algunas zonas, de manera que se cruza bien por alguna de las múltiples sendas que presenta. Nosotros tomamos por una que corre por la vertiente del valle de Camba.


Lqa idea es alcanzar la majada de La Caballar, a la izquierda de la foto, sin tocar asfalto, para lo que acabaremos por bajar al fondo de la vega de la Tejera la Puerta Camba y pasando junto al abrevadero de la Fuente las Vías.



Una vista atrás al Obesón.


Toca luego remontar unos metros por La Barga para alcanzar la majada de La Caballar, con numerosas y cuidadas cabañas.


Sin tocar asfalto salimos de La Caballar por la pista que corta la ladera de Cabeza Sonllano unos metros por debajo de las cabañas inferiores de la majada, cuando ya vemos abajo el pueblo de Sotres.


La pista discurre sin pendiente alguna atravesando un magnífico robledal y constituye un cómodo y sencillo, pero precioso paseo.


Alcanzamos las fincas de La Boriza junto a las que muere la pista, pero desde ellas continúa descendiendo un marcado sendero que desembocará en una nueva pista que discurre a menor altitud.


Ya por pista y sin posibilidad de pérdida acabaremos por alcanzar las casas superiores de Sotres. Tenemos muy cerca el enlace con el viejo camino a Tielve, l´India de Sotres, pero hemos aquilatado los tiempos perfectamente y llegamos a una hora perfecta para comer nuestro bocadillo en una terraza en el centro del pueblo, acompañado de una cerveza y por qué no, incluso de un café.


Tras la comida seguimos ruta. Toca dejar Sotres y de nuevo volvemos a la zona alta, pasando junto a su iglesia para tomar la pista que conduce a un mirador, junto a un repetidor.


Buen mirador, con el Escamelláo al fondo y la Sierra de Peña Maín al frente.


El valle del Duje con los invernales del Texu en su fondo y la pista que sube a Pandébano.


Nosotros tomamos contacto con la India de Sotres, el viejo camino que llevaba a Tielve y que conserva sus largas armaduras y su perfecto enconchado. No lo conocía y me pareció precioso. Quizás más monótono que el de la Rumiada, entre Tielve y Poncebos, pero que desde luego merece la pena recorrerse.


La senda cruza el collado Los Jorcadiellos e inicia un prolongado descenso, si bien con poca pendiente.


Algunos tornos en Los Jorcadiellos.


Gana levemente altura para cruzar la Cuchilla l´India, una horcada fácilmente identificable por la torreta de alta tensión.



La senda perfectamente armada, cuando ya tenemos al fondo de nuevo las cumbres de Portudera.


Por fin el camino desciende hacia un ramal abandonado de la carretera de Sotres, saliendo a ella junto al Pontigo Socudia, sobre el arroyo Teyedu que baja por el valle Camba.


Después, salvo que queramos ganar algo de altura, no queda más remedio que comerse algo más de un kilómetro de carretera, por encima del Duje.


Sin embargo más abajo, de nuevo podemos abandonar el asfalto y ascender a la vieja senda que curiosamente no está balizada como parte del PR, y que atravesando varios prados nos conduce de nuevo a Tielve, cuando volvíamos a dar vista a la canal del Sedu la Cruz por donde habíamos ascendido por la mañana.


En la fuente tocaba lavarse un poco y cambiarse ropa, antes de buscar donde tomarnos la correspondiente cerveza. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

10 comentarios:

  1. El arranque de la ruta es duro pero todo el esfuerzo resulta compensado con las magnificas vistas que se tienen.
    El inicio desde Tielve de la ruta del Caoru por la pista de hormigón también me resultó dura el día que la hicimos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Tejón. Si, la canal es dura. Eso no hay quien lo niegue, pero como bien dices, merece la pena. Yo la pista esa que comentas la tengo bajado y si que tiene mucha pendiente. Pero el entorno lo compensa todo.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Precioso reportaje y parte de la ruta la recorrimos hace muy poco. Ese Obesón y el Cabecinón especialmente, tiene unas vistas espléndidas y recuerdo un sinfín de narcisinos salpicando toda nuestra llegada...
    El ascenso por el Sedo La Cruz, tremendamente salvaje, para gente potente como vosotros...nosotros ya no estamos para semejante trote, pero es divino el abismo sobre Tielve . Un abrazo Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este día me acordé de vosotros. Acababas de publicar el reportaje de la India de Sotres y Cabeza Sonllano.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Otro excelente reportaje de una zona que no conozco, y que sera de guardar.
    esa zona del Jorcao la Morzal parece que tiene unas vistas estupendas.
    Como siempre lo malo para mi lo lejos de la ruta, pero hay que empezar a conercerla, asi que este verano seguro que nos metemos en faena por alli.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, hombre, pilla un poco lejos, pero merece la pena. El entorno es una pasada. Yo no hay año que no me acerque a la zona de Sotres un par de veces. Animaros.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Otra opción estupenda que no conocíamos, el otro día estando en el mismo Tresviso, tuvimos que abortar por la lluvia una ruta por la zona!! Bonitas panorámicas desde el Cabecinón! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña Mónica. Esta primavera estuvo de lo más revoltosa y lo raro fue pillar un día como el que tuvimos nosotros por Tielve. Pues os recomiendo la ruta. Muy guapa y llevadera.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Bonita y potente ruta amigo, La subida de la canal impresionante, Pero com dices, bien merece la pena el esfuerzo, para contemplar tanta belleza. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, si lo miras, no es tan dura esa canal. Son algo más de 500 m de desnivel. Muy pendiente, pero un desnivel llevadero.
      Saludos

      Eliminar