martes, 17 de julio de 2018

Senda costera: La Griega - La Espasa

28/04/2008
Senda costera de Asturias
Concejos de Colunga y Caravia (Asturias)

Recupero una ruta que resulta perfecta para estos días de verano y vacaciones y que nosotros hicimos a principios de primavera con un día bastante feo y en el que además me olvidé la cámara de fotos en casa. Así que monto una entrada con fotografías de diferentes días, ya que entiendo que sobre todo lo que cuenta es la idea. Se trata de un tramo de la senda costera, el que une las playas de La Griega y La Espasa y que en mi opinión constituye uno de los tramos más agradecidos, cómodos y sencillos de toda la senda costera de Asturias. El regreso, para acortar, lo hicimos directos por carretera hasta Colunga, para seguir luego por el viejo camino que desde ésta lleva de nuevo a La Griega.

DATOS DE LA RUTA
  • Inicio/Fin: Playa de La Griega
  • Distancia: 17,5 Km
  • Desnivel máximo: 120 m
  • Desnivel positivo acumulado: 360 m
  • Tiempos:  4 y 1/2 horas (incluida una parada para comer)
  • Dificultad: Fácil.


Dejamos el coche en el aparcamiento de la playa de La Griega, junto al río Llibardón, tomando por la senda que por la margen derecha de la playa nos permite acceder a las icnitas.



Buenas vistas sobre Lastres y su puerto.



Paramos a echar un nuevo vistazo a las icnitas (huellas fósiles de dinosaurios), ya que siempre resulta interesante.


Desde este punto la senda gana altura con fuerza por medio del monte La Villeda.



En la zona alta llanea cruzando el "ocalital" en un tramo que, pese al poco apego que le tengo a este tipo de cultivo, no resulta especialmente feo.


Ya en la vertiente conraria la senda desciende con igual fuerza, acercándose a unos miradores sobre los acantilados.


Al occidente solo alcanzamos a ver la barra del puerto de Lastres.


Al oriente las vistas se abren hacia la costa de Caravia y más allá la de Ribadesella.


Continuamos por la senda con la Sierra del Sueve al frente.


En un cruce tomamos el ramal de la izquierda, dejando a la derecha el que se dirige a Güerres. Por él sigue la ruta de los Misterios del Mar, que tengo recorrido y que en su día os conté AQUI.


Continuamos siempre por la ribera del mar. En esta jornada, por momentos la niebla era tan densa que a duras penas se veía nada.


Pasamos por Güeyu Mar, una llamativa acanaladura por la que accede el mar, junto a la que hay alguna mesa en la que parar a picar algo.


Poco a poco vamos aproximándonos a La Isla. La senda bordea las fincas y casas justo por el borde del acantilado.


Cuando damos vista a la bahía de La Isla veremos los restos de viejas trincheras de la Guerra Civil y un panel explicativo.


Accedemos a la playa de La Isla, con el islote que le da nombre enfrente.


Salimos de La Isla cruzando por entre sus casas y tras seguir unos cientos de metros por la carretera general, enseguida tomamos un camino que a la izquieda, nos lleva a las casas de El Barrigón por las que alcanzamos la playa de Espasa, tras cruzar el río homónimo. Según las fechas puede que tengamos suerte y coincidamos con el Festival de Cometas que se celebra aquí todos los años.


En nuestro caso Espasa constituía solo la mitad del recorrido. Allí paramos a comer en el área recreativa aprovechando para tomar algo en su chiringuito. Para el regreso optamos por volver por la carretera general, quizás más monótono, pero bastante más corto y rápido. Por ella nos acercamos a Colunga y ya en la villa, antes de llegar a la rotonda del Ayuntamiento, subimos a la derecha por una de las calles, para acercarnos así al barrio de San Juan, donde se localiza el Palacio de San Juan, con capilla y todo.


Frente a él arranca una caleya que desciende por medio de un bonito bosque. Está balizada con paneles explicativos sobre seres de la mitología astur y consitutuye por si misma un precioso paseo.


El camino se aproxima al río Llibardon, bordeando el camping de La Griega.


Así alcanzamos de nuevo la playa de La Griega, playa que en nuestro caso solemos visitar con asiduidad y en la que en verano no es raro que nos quedemos a disfrutar de sus atardeceres, cuando la playa recobra la tranquilidad.


Os dejo el track, aunque en esta ocasión tampoco es que sea muy necesario.


Un saludo
Cienfuegos

No hay comentarios:

Publicar un comentario