17 abril 2019

Cabeza Llamedu por la Canal de Somas

En la pequeña Sierra de Portudera se dibujan nada menos que los itinerarios de tres carreras de las denominadas "kilómetro vertical": la de Subisomas con 1.042 m de desnivel positivo en apenas 3 Km; la de Calluenga con 984 m en 2,5 Km; y la del Aventón de las Palancas con 1.004 m en 1,9 Km. En esta jornada íbamos a sufrir en nuestras carnes las dos primeras, al subir por la canal de Somas para hacer las cumbres de La Polvorosa, Cabeza´l Robecu, Cabeza Llamedu y Peña Crimienda y regresar por la canal de Calluenga, en una jornada tan dura como gratificante por las vistas que íbamos a disfrutar desde la zona alta.


DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 22/03/2019
  • Zona: Sierra de Portudera
  • Concejo: Cabrales (Asturias)
  • Inicio/Fin: Arenas de Cabrales
  • Distancia: 15 Km
  • Desnivel máximo: 1.155 m
  • Desnivel acumulado positivo: 1.520 m
  • Tiempos: 8 h y 15´
  • Dificultad: Difícil. El ascenso de Somas resulta muy duro, pero personalmente me resultó peor el descenso de Calluenga, donde además la senda está muy desdibujada. La cresta que une Cabeza´l Robecu y Peña Crimienda es muy quebrada y presenta algún corte que hay que destrepar.


Dejamos el coche un poco por encima del puente sobre el Cares en la carretera Arenas-Poncebos, donde hay un poco de aparcamiento y entra una pista hormigonada que empieza a ganar altura con fuerza.


Tan solo hay un cruce en el que tomamos el ramal de la derecha. Por la tarde regresaríamos por el de la izquierda. El día amanecía espléndido y ya disfrutábamos de las primeras vistas sobre las estribaciones norteñas del Cornión y sobre la sierra de Dobros, por donde habíamos estado unas semanas antes.


Arenas va quedando abajo, con el Cuera al fondo.


Alcanzamos las cabañas de Banoria y continuamos por detrás de ellas.


La senda asciende por los prados que se elevan sobre las cabañas. La seguiremos casi hasta dar con la peña. Allí hará un brusco giro a la derecha.


Desde este punto ya no habrá descanso hasta alcanzar la majada de Somas. La senda, muy marcada, sube con abrumadora pendiente en todo momento, sin dar un respiro, primero por la linde de un bosque de encinas, en Las Ardinas.


Luego, ya una vez entroncamos con la canal propiamente dicha, seguiremos por zona despejada. Por suerte hacemos el ascenso a la sombra. Mientras subíamos, agachando la cabeza por el esfuerzo, comentábamos que por aquí los hay que suben corriendo. Otra pasta, sin duda. Al fondo Arenas y el Cuera.


El Cuetón (izda) y el Coronas y la Sierra de Dobros (dcha). Se aprecia la pasada del Seu Cananda que cruzamos hace poco y que os conté AQUI.


Parecía que empezábamos a atisbar el final de la canal.


Pero aún costaría llegar. Pasando por Jayas Uncías, donde hay unas buenas jayas (hayas).


Poco antes de ganar la collada de salida de la canal, alcanzamos la cueva El Beyudal, un poco a la derecha de la senda.


La cueva presenta mucho fondo y arrimamos hasta un punto donde desciende a un nivel inferior, con alguna formación interesante.


A partir de la collada la senda pierde pendiente y cruza un tramo casi en llano hacia la izquierda, por la Concha Somas, buscando la riega Llamedu, en un trayecto muy airoso y realmente guapo.


La llegada a Somas es espectacular. La senda atraviesa un estrecho pasaje por donde desagua la vega y realmente no la ves hasta el mismo momento de entrar en ella.


Buenas y arregladas cabañas en Somas, en donde paramos un rato a picar algo antes de seguir ascendiendo por la ladera que se alza sobre ellas, pasando junto a Fuente Fría, en la que cargamos agua.


La ladera culmina en la Boquera Ardalomba, una collada preciosa en la que damos vista a los Urrieles.


Y a la agreste vertiente occidental de Portudera que se precipita hacia el Cares. El Urriellu sobre el Ariscu Sonllanu.



Seguimos ascendiendo hacia el superior colláu Espaviernu, dando la espalda a la espectacular mole del Picu l´Aliga.


El colláu Espaviernu nos recibe plagado de narcisos. La cumbre de Cabeza Polvorosa está cerca, a su izquierda y hacia ella nos vamos.


Cabeza Polvorosa se eleva sobre la hondonada de Jocejerreru, cerrada al sur por la quebrada arista que une las cumbres de Cabeza Llamedu y Peña Crimienda y que recorreremos después. Al fondo ya podemos ver el macizo de Ándara.


Los Urrieles. El Picu se alza sobre Cabeza´l Robecu, la próxima cumbre de la jornada.


Y el Cornión. Buena atalaya sobre los tres macizos.


Y al norte, toda la sierra del Cuera.


Desde cumbre nos dejamos caer al sur, hacia Cabeza´l Robecu, cruzando la quebrada e incómoda cresta que las une y dejando a nuestra izquierda el jou de Jocejerreru.


En Cabeza´l Robecu las vistas hacia las cumbres son similares a Cabeza Polvorosa, pero en esta ocasión la cumbre se eleva sobre el valle del Duje, hacia donde cae a pico, pudiendo disfrutar de las vistas sobre el Cuetu Vierru, al otro lado del valle.


La impresionante Canal de Llamedu que se descuelga hacia el fondo del valle, en donde vemos la carretera que sube a Sotres.


Cabeza Sonllanu por delante de las Peñas Santas.


Al norte, hacia el collado Espaviernu y una nueva vista del Picu l´Aliga.


Desde este punto variamos el rumbo al este, para ir recorriendo la cresta que cae hacia el Duje. De momento nos dirigimos a Cabeza Llamedu.


En vez de acometer la cresta de frente, la bordeamos por su derecha hasta un punto donde la ladera se corta, enmarcando el pueblo de Tielve. Desde aquí ascendemos ya directos a cumbre, con tan solo tener que apoyar puntualmente las manos.


Las vistas son similares a las de Cabeza´l Robecu, por lo que no paramos demasiado. Seguimos recorriendo la cresta hacia el este. Sabemos que es quebrada, pero vamos a intentar recorrerla por arriba.



Sin embargo al poco vemos que la cresta se corta y no es posible seguir por arriba. Tardamos un poco en dar con una pendiente canal herbosa por la que nos descolgamos como mejor podemos.


Tras perder unos metros remontamos nuevamente a ganar la cresta, ya pasado la Boquera Carbonedu.


Una vista atrás en la que se ve el impresionante tajo que presenta la cresta y que obliga a perder algo de altura por la ladera norte.


En poco tiempo más alcanzamos la cumbre de Peña Crimienda, la única en la que encontramos buzón. Llegaríamos a la vez que los compañeros del Cordino Astur de Siero, entre los que había algunos conocidos con los que charlamos.


Una vista de la cresta recorrida desde Cabeza´l Robecu, con las caídas hacia el Duje de la cara sur de Portudera.


Tielve en el fondo del valle. Al fondo del todo el macizo de Andara.


La Morra de Lechugales y compañía.


Una vista más a los Urrieles. La verdad es que se llevaron no pocas fotos.


Y al poco para abajo que aún quedaba mucho por hacer. De momento bajamos por donde mejor vimos hacia el jou La Bodega, prolongación de Jocejerreru. Desde él vemos la cumbre de Peña Crimienda en la que aún permanecían los compañeros del Cordino Astur.


Algunas lagunas en la vega. Saldremos de ella por el norte, ascendiendo por la ladera recubierta de brezo y árgoma.


Al coronar la loma damos vista a la cara norte, por donde bajaremos a la majada de Tresmialma, desde la que descenderemos en dirección a Tambrín, ....


... y a su derecha a la majada de Coprevidi. Aquí mis compañeros me van a permitir un capricho, el de acercarme hasta esta majada, aunque nuestro camino no pase por ella. Un poco antes de llegar a la misma, pararíamos por fin a comer, junto a la buena fuente del Toyu.


Después de comer nos acercamos a Coprevidi, encerrada en un recogido jou, con un llamativo sumidero al pie de un paré, y en la que se conserva una cabaña en buen estado.


Después volvemos a subir, para dirigirnos ya a Tresmialma, con todas sus cabañas en ruinas.


Desde Tresmialma una buena senda nos conduce a la majada de Fuente Teja, una zona preciosa salpicada de cabañas y muriadas fincas, con las Sierras de Juan Robre y el Cuera, ya al otro lado del valle del Cares, como telón de fondo. Desde aquí sería posible enlazar fácilmente con la Senda de Caoru, a la altura de Tambrín.



Sin embargo no es esa la idea. En las fincas más altas giramos a la izquierda, al oeste, buscando una senda que nos ha de llevar a la majada Espinas.


Una vista atrás a la majada de Fuente Teja. La verdad es que salimos mal de esta majada. Muy bajos y dejándonos la senda por encima, por lo que cuando nos dimos cuenta tocó remontar un tramo de mala manera (ojo al track en este tramo).


De todas formas, conseguimos dar con la majada de Espinas, con cabañas de llamativo tamaño y una buena fuente.



No hay que caer en la tentación de buscar ya el descenso directo desde Espinas. Aún queda por remontar una última ladera al oeste, hasta ganar el collado del Jorcadín (flecha).


Desde el collado le tiro una foto a la majada Espinas.


Enseguida vemos la ladera por la que discurre la canal de Calluenga, con Arenas de Cabrales al fondo. La senda está muy perdida en todo este tramo y cuesta dar con ella


Vamos bajando por la Concha el Aguila, aunque poco queda del enconchado. La ladera presenta por momentos muchísima pendiente y el hecho de que la senda se muestre tan desdibujada, obliga a bajar en tensión y con mucho cuidado, lo que acabará por hacerse agotador.


Alcanzamos la cueva que da nombre a la canal, Calluenga.


Como su propio nombre indica, es una cueva larga, muy amplia y que en tiempos debió haber sido muy utilizada por el ganado.


Seguimos bajando por la Prida Calluenga, puede que el tramo de mayor pendiente.



En todo momento el descenso se hace con tendencia a la izquierda. Ya en la zona baja veremos la collada a donde tenemos que llegar, la Cotera Justameña (flecha), justo cuando por fin la senda empieza a mostrarse más evidente.


Antes de la collada cruzaremos la riega Los Bolugos o Llamedu, la misma que nace en la vega de Somas. A la salida de la Cotera Justameña dimos con un recién desbrozado cortafuegos que nos sirvió para dejarnos caer hacia la pista que pasa bajo él.


Saldríamos así a la pista casi en el cruce de por la mañana. Ya solo quedaba bajar por la pista hacia la carretera donde teníamos los coches.


Y tras el cambio de ropa, a tomarse la oportuna cerveza en Arenas, donde nos despediríamos de Jose que se había venido ni más ni menos que desde el País Vasco para compartir jornada. A ver para cuando otra. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

10 comentarios:

  1. Menuda rutina...esa canal de Somas es una buena tela y situarse en Tresmialma...es estar cerca del cielo. Cuánto hemos recorrido con Julio y Jose...hat tantos rincones increíbles . Una preciosidad de imágenes, el panorama es inmenso. Un abrazo Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tresmialma y Coprevidi son dos rincones preciosos de esos que hay que conocer. Vosotros no vsis a dejar uno sin pisar.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Dura, dura, las fotos espectaculares y espectacular todo el entorno.Por Trescares anduve hace quince días en otra ruta por las peñas cabriegas subiendo al Vigueras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me imagino por donde estuviste. Duro y salvaje acceso también, ¿verdad?.
      Un saludo

      Eliminar
  3. ¡Feliz temporada para seguir atacando esas "abrumadoras pendientes"!. Preciosidad de ruta y de majadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén. No dispongo de mucho tiempo esta temporada, pero seguiremos saliendo lo que se pueda.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Exigente ruta por tus comentarios, pero sin duda una satisfacción todas esas preciosas majadas, y pensar en esas canales que parece que nunca se acaban en subida y otros los hacen corriendo.......
    Estupendo Report como siempre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo comentábamos nosotros. Que haya quien suba corriendo por ahí. Pero hay gente "pa tó".
      Un saludo

      Eliminar