01 mayo 2019

Busllar y La Trapa desde Arniciu

No era esta la idea para estrenar las escapadas de tarde del 2019, pero una ola de incendios asolaban el centro y occidente de Asturias, así que tocó improvisar y buscar sobre la marcha una alternativa lejos del humo. Sin tiempo ni oportunidad de preparar algo decente, me decanté por un recorrido corto y sencillo que había mirado hacía tiempo, la ascensión al Busllar y La Trapa desde la collada Arniciu. Un itinerario de ida y vuelta, de los que no me gustan, pero que a cambio me permitiría disfrutar por partida doble de la preciosa senda que corta la cara norte del Busllar.


DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 04/03/2019
  • Zona: Cordal de La Trapa
  • Concejo: Caso (Asturias)
  • Inicio/Fin: Collada de Arniciu
  • Distancia: 10 Km
  • Desnivel máximo: 325 m
  • Desnivel acumulado positivo: 640 m
  • Tiempos:3 horas
  • Dificultad: Fácil. Tan solo reseñar la incomodidad de un tramo en el ascenso al Busllar, por la maleza existente, que no obstante, podría evitarse alargando un poco la ruta.


Dejé el coche en la collada Arniciu donde, a menos que no le tengas especial aprecio al coche, más vale no acercarse hasta que el Principado se decida de una vez por todas a arreglar la carretera, o lo que queda de ella. Allí mismo tomé por la ladera que al sur, asciende hacia los contrafuertes del Busllar.


Al norte desciende la cabecera del valle de La Marea, hacia Piloña.


Y al sur hacia el valle de Orlé. Por desgracia hasta Caso también habían llegado  los incendios, como bien comprobaría más tarde.


De momento subo por el camino que alcanza una solitaria cabaña en la parte alta de la cerrada finca de Farlléu.


Poco más allá alcanzo una buena fuente, si bien para llegar a ella hay que atravesar una zona de barro de las que amenazan con tragarte entero. Abajo queda Arniciu y al otro lado de la collada se alzan Cuetos Negros.


Poco más allá el camino alcanza una vieja finca ya abandonada, con las ruinas de una antigua cabaña. Aquí la lio, para no variar. La senda bordea la finca por la derecha, pero yo entro en la finca y la busco por encima de la cabaña.


Allí doy con una senda poco marcada, pero senda al fin y al cabo, que sube a ganar una horcadina. 


Más allá gana una segunda horcada en un tramo en el que incluso va armada. Sin embargo yo la veo con poco uso y empiezo a barruntar que la estoy liando.


Efectivamente alcanzo una especie de amplia vaguada tapizada de bosque donde pierdo la senda. Me convenzo de que no voy bien y que la senda correcta tiene que estar más baja, así que pierdo altura por medio del hayedo, que por otro lado, resulta precioso.



Lo que se ve al fondo es el entorno del Pico Múa, con la Sierra de Peña Mayor asomando a su izquierda.


Por fin salgo a la senda correcta. Tal y como suponía ésta es mucho más ancha, evidente y con uso.



La senda gana un colladín donde gira, saliendo del bosque, para dar vista al Cordal de La Trapa.


Es un buen mirador de la Sierra Frieru, con el Facéu, ya al otro lado del valle. 


Paso sobre las cabañas de El Fresneal.


Desde aquí la senda gana entidad y se dirige a la collada La Trapa, desde donde podría alzarme al cordal. Es más cómodo, pero más largo. Yo tomo por un sendero de ganado que serpentea ladera arriba, cerca de las peñas calizas del Busllar. Más corto, pero sin duda más incómodo. La ladera es un cerrado cotoyal que pone a prueba mis piernas. En todo caso, gano el cordal.


Desde aquí ya solo hay que buscar la mejor manera que ascender por la cara oeste del Busllar. Hay rastro de paso y algunos jitos que marcan varias posibilidades. Pero recientemente parece que alguien se aburría y se vino con un bote de pintura. Llegué a contar cerca de 70 marcas naranjas en un  ascenso que no superará los 100 m de desnivel. Hay tramos con 5, 6 o 7 marcas en apenas 10 m. Un despropósito.


A medida que ganamos altura se abren las vistas sobre el cordal de La Trapa


Gano la cresta, dando vista al hayedo que tapiza la cara norte. Toca bordearlo por arriba.



Y cumbre del Busllar o Tejeira. Los incendios también están asolando Redes y el aire está impregnado de un olor a humo. Las fotos salen regular por el propio humo y una extraña coloración de la atmósfera como consecuencia del mismo.


Coballes a orillas del embalse de Tanes. Al fondo, en el centro de la foto, el Torres.


Collargayos y al fondo a la izquierda el retriñón.


Al este vemos Bueres. Al fondo se elevan las altas cumbres de Caso/Ponga.


Campigüeños o Becerrera de San Pedo y La Carasca. El Tiatordos asoma tímidamente por detrás.


La Sierra de Peña Mayor se eleva por detrás de La Xamoca.


Al norte las vistas quedan en parte tapadas por el hayedo, pero se vislumbra el Facéu.


En cumbre para un rato a picar algo. El humo parece ir a más. Al rato inicio el descenso.


Abajo el pueblo de Prieres.


Desciendo más o menos por el mismo sitio. Una vista atrás a la mole del Busllar. La cumbre queda un tanto retranqueada y no se ve desde el cordal.


Inicio el recorrido del largo cordal de La Trapa. Bastante soso y aburrido, la verdad. Se trata de una larga loma que forma sucesivas colladinas que hay que ir superando. Por la más evidente, la collada de Trapa, cruza una pista.


Uno de los incendios que asolaban Asturias. Yo soy de los que dice que algo hay que quemar, pero quemas controladas, no así, esperando el día que más daño pueda hacer y con cientos de focos a la vez.


Alcanzo el vértice geodésico de La Trapa, en lo alto de la amplia cima.


Las arregladas cabañas del colláu Espines.


Y los incendios que van a más, tiñendo el atardecer.


Por debajo del cordal, el colláu Puiciellu.


El Cerro Piquero con sus antenas.


Una más al Torres.


En La Trapa no paro mucho. El día se ha quedado feo de narices y el olor a humo es intenso. Vuelvo sobre mis pasos hacia la collada La Trapa, con la vista puesta en el Busllar.


En la collada tomo ahora por la pista que desciende a la izquierda.


Al frente el Facéu.



Vuelvo a recorrer la senda que corta la cara norte del Busllar, tomándome el itinerario con calma, disfrutando de sus muchos rincones. Un hayedo precioso.






Regreso a la fuente, donde vuelvo a echar un trago cuando ya veo abajo la collada de Arniciu y en ella el coche que me está esperando.


Junto a él pongo fin a esta corta ruta. Espero que la primera de muchas tardes en este 2019, de momento un tanto irregular. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

4 comentarios:

  1. Hola javi:
    Bonita ruta y bonita manera de pasar la tarde. La ruta maravillosa, con muy buenas vistas.
    Para arreglar la carretera, habrá que hacer pasar la vuelta ciclista a España , por Arniciu. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Sebas, ja, ja razón tienes. Mira, este año por fin van a arreglar la de la Cubilla gracias a la vuelta. No sería mala idea, porque de verdad que esa carretera de Arniciu esta deshecha.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Bueno amigo, me han dicho, que ya estan trabajando, en ella, por lo menos desde Campu de Casu a Orle

      Eliminar
    3. Si, ya lo sabía Sebas, pero es un trozo muy pequeño. Lo peor yo creo que está de Bueres para arriba.

      Eliminar