04 octubre 2020

Cumbres Avenas por la Senda del Hachero

Era esta una ruta que se quedó pendiente el año pasado. Así que, una semana en la que no me fue posible engancharme a alguna otra de las propuestas de los compañeros, opté por rescatarla y pegarme la pechada de viaje hasta Fuente Dé. De allí saldría para ascender por la senda del Hachero hacia la cumbre del Joracao, con posterior descenso a los puertos de Aliva y desde ellos remontar al collado Cámara, desde el que realizaría la integral de las Cumbres Avenas, pasando por todas sus cimas, las del Corvu, Canal Arenosa, Joracón de la Miel, El Buey y Castru Cogollos. El regreso lo haría siguiendo el PR.PNPE-24 por los bosques de La Serna y Los Etares.

DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 25/08/2020
  • Zona: Macizo de Los Urrieles. Picos de Europa
  • Municipio: Camaleño (Cantabria)
  • Inicio/Fin: Fuente Dé
  • Distancia: 19,5 Km
  • Desnivel máximo: 860 m
  • Desnivel acumulado positivo: 1.650 m
  • Tiempos: 7 y 3/4 horas
  • Dificultad: Moderada. Sin presentar ningún tramo especialmente complicado, hay que tener en cuenta que la senda del Hachero puede resultar un tanto aérea en algún tramo.

Aparqué en Fuente Dé bien de mañana y ya había gente a patadas.  Yo, a lo mío. Preparar mochila, botas y al tema. Conocidos ya los diferentes accesos a la zona alta del macizo desde la estación inferior del teleférico, por los Tornos de Liordes, la canal de la Celá o Celada, la canal de la Jenduda y la senda del Hachero con su salida por la canal del Butrón (hacia El Cable), hoy la idea era conocer el recorrido íntegro del Hachero hasta su salida por la collada de Valdecoro, para ascender así a la cumbre del Joracáo. 


Así que nada. Al lío. La primera parte era conocida. Tomar el camino de los Tornos de Liordes para, al poco, dejarlo para seguir por la Senda del Hachero hacia las instalaciones mineras de Mina Ya Salió. A mitad de subida veo que hace el primer viaje el teleférico.

Dejo después a la izquierda la senda que asciende hacia las canales de la Jenduda y la Celá, para seguir por la del Hachero.

Tras pasar junto a un viejo casetón doy vista a la canal en la que se asientan las instalaciones de la mina, con el collado Valdecoro al fondo. Parece increíble que por entre esas paredes pueda discurrir senda alguna.

Paso entre lo que queda de la mina Ya Salió, la bocamina, algún casetón y la parte superior del teleférico que servía para bajar el mineral.

Cruzo el anfiteatro que forma allí la canal, pasando bajo los cables del teleférico mientras las cabinas siguen subiendo y bajando, llevando seguramente a miles de personas a la largo del día. Un mar de gente que escupe en el entorno del Cable y hace que normalmente evite esa zona en pleno verano.

Poco después, cuando la senda da una marcada curva a izquierdas dirigiéndose nuevamente a pasar bajo los cables del teleférico, la dejo para tomar otra, menos evidente, que sube hacia la derecha. En realidad la dejé demasiado pronto y luego tuve que cortar a derecho para alcanzar de esa forma la senda correcta.

Con no poco esfuerzo alcanzo el collado Valdecoro. La pendiente es más que considerable, aunque subo bien, a la sombra y con la fresca de la mañana. Allí doy vista a la vertiente contraria, con el extremo sur del cordal de Cumbres Avenas, mi objetivo de hoy, las cumbres de El Buey y Castru Cogollos.

Espectacular la vista ya desde aquí sobre el corte de El Cable, con Peña Vieja a la derecha.

Suelto la mochila y subo en un momento al Joracao. Guapa y quebrada cumbre con varias cimas por las que toca moverse para disfrutar mejor de sus vistas.

El anfiteatro de Fuente Dé. De Remoña a Peña Vieja. Abajo, en el fondo del valle, el aparcamiento de Fuente Dé, ya bien lleno de coches.

Al sureste el pequeño cordal continua hacia el cercano Picu Valdecoro.

Espinama (izda) y Pido (centro) justo al sur, en el valle del Deva. Sobre ellos el Coriscao con Peña Prieta al fondo a la izquierda.

Por un momento dudo si acercarme hasta el Valdecoro, aunque finalmente desisto. La ruta ya iba a ser bastante larga. Luego de tarde vería que podía haberlo hecho sin problema. De momento toca regresar a la collada y tomar la senda que a media ladera ha de llevarme al colláu La Junciana (flecha).


Por debajo voy dejando la vaguada de Aguasel, que baja hacia el valle de Nevandi. El Picu Valdecoro al otro lado de la misma.

Cruzo la collada La Junciana y me recibe una espectacular vista de Peña Olvidada y Peña Vieja.

A su derecha se abren los inmensos pastizales de los Puertos de Aliva, con el refugio de Aliva. El Cordal de Juan de la Cuadra y sobre él, Peña Castil.

Empiezo a bajar hacia los Puertos de Aliva. Desde la collada continúa una marcada senda, mientras veo al frente el Macizo de Ándara.

La senda acaba desembocando en una pista que en todo caso no seguiré mucho rato. Por fin veo casi al completo el Cordal de Cumbres Avenas, o Abenas, que voy a recorrer. La idea es ganar en primer lugar el colláu Cámara (flecha).

En el extremo sur del cordal veo el itinerario a realizar hasta la penúltima cumbre, la del Buey, y posterior descenso.

Dejo la pista y corto los puertos buscando el descenso más directo. Cruzo el arroyo de Las Salgardas, con Peña Olvidada y Peña Vieja al fondo.

Calláu Cámara más cerca

Dejo a la izquierda la ermita de Nustra Señora de las Nieves

Un buen "rebañao" de ovejas que bajaban precisamente de la zona de Cumbres Avenas con Cuetu Redondu al fondo.

Y poco a poco corono el colláu Cámara en el que doy vista a la cara sur del Macizo de Ándara, a la Canal de Lechugales y al collado de Untuje de Tanarrio (flecha) que crucé hace una temporada y os conté AQUÍ.

Y a por la primera de las Cumbres Avenas, aunque en realidad la cima queda un poco retranqueada y no se ve desde el collado.

Parte del cordal a recorrer. Por la vertiente de Aliva es una cuesta de vacas.

Mientras subo veo Peña Vieja, Aliva,... y la collada La Junciana (flecha) por la que entré en ellos.

Como digo Cumbres Avenas es, por la vertiente de Aliva, una cuesta de vacas, pero por la vertiente lebaniega, las caidas son impresionantes y las vistas espectaculares. El Jisu (Cortés), la Morra, Silla de Caballu Cimeru,...y la canal de Lechugales.

Aún no estoy en la primera cima como tal. La primera no se si tiene nombre en realidad, pero pasaré por ella de todas formas. Puede obligar a apoyar puntualmente las manos, pero siempre muy sencillo.

El valle del Deva, salpicado de pueblos y al fondo del todo, la Sierra de Peña Sagra.

Una más a las cumbres de Ándara desde el Picu El Corvu. Pozán, Prao Cortés, Jisu (Cortés), Morra y Silla de Caballu Cimeru.

La línea de cumbres que voy a seguir en un continuo vaivén. La primera cota sería el Picu El Corvu.

En todo momento dejaré a la izquierda las caídas sobre el valle del Deva.

Picu El Corvu.

Una panorámica sobre el Macizo de los Urrieles.

Toca ahora perder una buena pila de metros para cruzar la horcada en la que culmina la Canal Arenosa.

Curavacas a la izquierda del todo. Peña Prieta en el centro. Coriscao a la derecha.

La Horcada de la Canal Arenosa. Un acceso diferente y sin duda alternativo, a las Cumbres Avenas.

Y corono el Picu la Canal Arenosa. Las vistas parecidas.

En cumbre me recibe una nube de hormigas con alas. Va a ser la tónica general y todas y cada una de las cimas.

Ya veo el Picu del Joracón de la Miel. Antes pasaré por otra cota sin nombre bajo la que se abre la canal Peroperi, de complicado pero factible acceso.

También empiezo a ver las enormes praderías del Puertu Pembes. Al fondo del todo, Corcina (izda), Bistruey, Pumar, Curavacas (centro), Peña Prieta, Cuartas y asomando el Espigüete (dcha).


Una vista atrás

Y ya llegando a la cima del Joracón de la Miel.

En la cumbre no puedo ni parar, tal es la densidad de la nube de hormigas, así que me retiro unos metros para poder sacar alguna foto. El Macizo de los Urrieles en toda su extensión.

Peña Remoña a la izquierda y la Padierna a la derecha. Al fondo y en medio, Salinas y Friero, aunque se ve todo muy empastado.

El Chalet Real justo debajo de Peña Vieja.

Torre de Altaiz (izda) y detras Madejuno y compañía.

Peña Castil

Dejo atrás el Joracón y cruzando una horcada, que puede ser la salida del denominado Senderu del Joracón que asciende por su cara este, me dirijo a la siguiente cota.

Cumbre del Picu El Buey. A partir de aquí el cordal pierde altura rápidamente. De hecho, no podré descender directamente y tendré que bordear el cortado por la cara oeste.

Lo que si veo el la cumbre del Joracao (flecha), la que fue la primera cota del día.

El valle del Duje baja al norte y enmarca la Sierra del Cuera, en la que destaca el Turbina.

Desde cumbre pierdo unos metros por la ladera, alejándome un tanto de las rocas para evitar que alguna de las cabras que hay por allí me tire una piedra y corto la cresta por la primera horcada en la que lo veo factible.

Desciendo con tendencia a la izquierda, a ganar nuevamente la cresta en cuento puedo. Ya tengo al lado la última cima del cordal.

Paso sobre el Portillu Jollán.

Y cumbre del Picu Castru Cogollos, último de la cuerda y de la jornada. Una vista atrás, hacia el Picu del Buey de donde vengo. Justo bajo la cumbre en la que estoy, se abre el Portillu Jollán y a media ladera se aprecia la entrada al Senderu las Cabras, otra opción de ganar esta zona por la ladera este del Picu El Buey.

El Puertu Pembes. En el extremo izquierdo de los puertos, rodeada de bosque, se alza Peña Oviedo.

Y una vista al lado contrario, donde veo como el macizo se descuelga hacia el valle del Deva. Desde el Joracao y Valdecoro cae cortado a pico hacia los densos bosques que recorreré en un rato, de vuelta a Fuente Dé.

Me dejo caer por la ladera del Castru Cogollos hasta alcanzar la pista de Aliva. Allí localizo la fuente de los Asturianos y me acerco a su nacimiento, donde por fin, paro a comer tranquilamente. O todo lo tranquilo que se puede estar cerca de esa pista en pleno mes de agosto. Es increible el volumen de todoterrenos que la cruzan. Increible, y una verguenza, la verdad. Tan solo vi un par de ellos de empresas de turismo. El resto, juraría que eran coches particulares. Y no eran pocos. No se como se permite eso, sinceramente.

Tras la comida y refrescarme un poco en la fuente tomo por la pista que desciende hacia Espinama. No la seguiré mucho rato. En realidad, apenas unos cientos de metros. Nada más cruzar las Portillas del Boquerón, con un paso canadiense, la pista inicia el descenso. A la derecha un puente permite tomar la senda del PR.PNPE-24, que es mi opción.

La senda está bien balizada y resulta muy evidente en todo momento. Tan solo, ya bastante avanzada, puede haber alguna duda. En esos casos, hay que tomar siempre la opción de la derecha.

Las fotos no salieron muy allá, de hecho salieron bastante mal, ya que el sol caía de plano y los contrastes dentro del bosque eran brutales. De todas formas, aunque es un tramo que se hace largo, no me resultó pesado en absoluto. La senda se interna en el bosque, por momentos robledal y en otros tramos, hayedo. A mi me pareció una delicia.

De todas formas, aviso a navegantes para quien no conozca el PR. No todo es dejarse bajar. Presenta algunos tramos de ascenso que se hacen notar. Y mucho. En esta parte de la ruta adelanté a varios grupos de gente y se veía que no todos estaban habituados a rutas largas y a alguno se le iba a hacer larga esta parte. En concreto recuerdo un grupo de tres chicas, que una me dió hasta pena porque se veía que iba sufriendo y todavía quedaba mucho para Fuente Dé.


De tanto en tanto salimos del bosque pudiendo disfrutar de las vistas sobre la cordillera, con el Coriscao siempre presente, y alguno de los pueblos del valle, como Pido.

Poco a poco vamos a ir aproximándonos a Fuente Dé. La silueta de Peña Remoña anticipa nuestra llegada.

Y finalmente la senda me devuelve a la vega de Fuente Dé, donde cerraré la circular.

 
A aquellas horas Fuente Dé era un hervidero de coches y de gente, así que huí de allí como de la peste. Pararía más abajo a refrescarme un rato en el río Deva, en un sitio bastante más tranquilo y ya de camino otra parada en Unquera para partir el viaje y tomar la correspondiente cerveza. Os dejo el track.


Un saludo

Cienfuegos

2 comentarios:

  1. Tremenda la pateada compañeru. Solo hice las Cumbres Abenas en una ocasión en solitario, pero desde Sotres. Lo tuyo es de otro nivel. Muchísimas felicidades por haber conseguido este reto. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Viti. No es una ruta excesivamente exigente. Lo peor puede ser el tramo del Hachero, el resto del desnivel se hace llevadero y el regreso es largo, pero a mi me pareció muy guapo. Imagino que ahora en otoño lo será aún más.
      Un saludo

      Eliminar