domingo, 8 de agosto de 2010

Cabeza Pandescura (1.000 m)

Onís (Asturias)
03/08/2010

El martes, el día estaba bastante más plomizo por los altos que por los bajos, así que cambié la idea de una vuelta por Andara, por una ruta que también llevaba bastante en la carpeta de pendientes. En esta ocasión el paseo por el puertu baju de Onís tenía doble significado: de un lado ascender a Cabeza Pandescura, y de otro y casi más importante para mi, recorrer de nuevo las majadas de Cueva Dubia y Camplengu Dubia.

A mi padre, como vecino de Onís, le tocó en sus años mozos subir el ganado a Camplengu Dubia y a la vega de Ario y de su mano conocí yo esos lugares, pero así como a Ario he vuelto en numerosas ocasiones, a la zona de Alda hacia muchos, muchísimos años que no iba.

Distancia: 22 Km (18 km + 4 km)
Desnivel máximo: unos 750 m
Desnivel acumulado: unos 1.150 m (950 m + 200 m)
Tiempos: 7 y 1/2 horas


(en rojo el camino de ida, en azul, el de vuelta y en amarillo el bonus track que me marqué, y que incrementó la ruta en 4 Km y 200 m más de desnivel, sin venir a cuento, como comento más adelante)

Dejé el coche en el aparcamiento existente frente al pueblo de La Robellada, (310 m) en la caretera AS-114, de Cangas de Onís a Arenas de Cabrales. Allí mismo arranca una cómoda pista, hormigonada en sus tramos más pendientes, que empieza a ganar altura con rapidez por las faldas del Pico Cardosas, ampliando vistas hacia el valle del Güeña, con Benia de Onís destacando entre otros pueblos.



Abajo va quedando el pyeblo de La Robellada


Los pueblos de Avín y Benia


Se alcanza así un cruce de pistas, una por la que llegamos, otra que retrocede a nuestra izquierda, otra que continua de frente y unas más que de frente sube hacia la izquierda. Es por ésta por la que tenemos que continuar para acabar de bordear la loma del pico Cardosas.

A la derecha del todo Cabeza Pandescura


Alcanzamos una zona con numerosas fincas. Poco más adelante salimos a una pista, con mejor firme que parece subir desde el pueblo de Avín. La pista continua hasta ganar el collau Pandal, en una zona eminéntemente kárstica. Allí dejaremos el enorme agujero de los Jous de Alda a la izquierda para ir bordenado el terreno que configura Julacienda a la derecha.



La pista por la que avanzamos está balizada como la Etapa 3 del GR-109 "Caminos Naturales: Asturias Interior". Acabamos por llegar a un cruce con un bebedero. Una pista desciende de frente, mientras que la que presenta mejor firme continua a la izquierda para ascender por la ladera del Paré Beranzas hasta la entrada de lo que desde lejos parecía una mina o una cueva. Allí estuve charlando un rato con un pastor, que resultó conocer a parte de mi familia y que me dio precisas indicaciones de por donde continuar mejor.

A la derecha el collado Beranzas, a donde hay que subir


La pista de la izquierda acaba a la entrada de una cueva que se estaría habilitando no se si para la elaboración de queso Cabrales (este tipo de queso se cura en el interior de cuevas) o exclusivamente como museo de ese tipo de queso.



Un vistazo atras a la zona que he venido atravesando


Unos metros antes de la cueva arranca hacia la derecha un sendero por medio de una ladera totalmente cubierta de árguma (tojo), lo que no hace precisamente cómodo el cruzarla y que sube hacia un collado en la zona alta del Paré Beranzas, es el collado Beranzas (740 m).



Desde aquí se ve perfectamente el resto de la ruta, con los cabezos que acabaría subiendo: el Cabezu Dubia, Cabezu Saldaña y finalmente el Cabeza Pandescura (los tres últimos morros que se ven en el extremo derecho de la fotografía).



Desde el collado Beranzas se baja al collado existente debajo, el collau Pontigos (720 m) y desde este se sale a la derecha por un marcado sendero, que va ganando altura poco a poco y que tras atravesar una pequeña vaguada, alcanza la escondida vega de Cueva Dubia.





Hay que saber donde se encuentra la majada, ya que se ésta se localiza protegida entre los paredones de unas peñas y desde el sendero que sube a Camplengu Dubia apenas si se ven los restos de las cabañas.





Ya que estaba aquí parecía que la escarpada cima del Cabezu Dubia me llamaba pidiéndome que lo subiera, así que para allá me fui. Desde la vega tomé por un pequeño valle que me acabaría sacando a los collados Saldaña, dando vista ya al valle del río Casaño y con las escarpaduras de las Cuchillas de Lloandi, los murallones de Peña Ruana enfrente. Una lástima de día, ya que el Cornión estaba completamente tapado por las nubes.







Desde éste collado se alcanza otro entre los Cabezos Saldaña y Dubia. Subiría primero a Cabezu Saldaña (946 m), poco más que una loma, pero con unas vistas perfectas sobre la cabecera del río Casaño, Peña Ruana, y los Cabezos Pandescura y los Herreros.

Cabecera del Casaño


"Desventios" hacia las profundidades del valle del Casaño


Abajo el tajo de la canal de la Llucia, que permite atravesar la garganta del Casaño y por donde pretendía volver por la tarde


Descenso al collado intermedio y para el Cabezu Dubia (937 m) con una corta y entretenida trepaduca. Vistas parecidas, mejorando hacia la sierra de Hibeo y el valle del Güeña.





Descendí por el lado contrario al que había subido para entrar a través de la Cuenye Paredes en la amplia Vega de Camplengu Dubia (790 m), con sus cabañas también en ruinas. Una verdadera pena ver esta majada así, casi abandonada, a pesar de ser amplia, bastante llana y con abundante agua.





Recorrí la vega tranquilamente acercándome a la estupenda fuente que hay en la zona inferior para luego dirigirme ya hacia Cabeza Pandescura, bordeándolo hasta alcanzar el collado de Llanu Pandescura (920 m). Desde allí se alcanza un segundo collado por encima y hacia la izquierda se gana la cumbre sin ninguna complicación (1.000 m). Las vistas preciosas a pesar de que el día no acababa de aclarar hacia el Cornión.







Panorámica desde Pandescura hacia el norte


En cumbre no paré demasiado ya que había una verdadera nube de moscas, así que rápido para abajo. Desde el collado Pandescura descendí por Bustaselvín, donde hay una buena cabaña, al Collau Regueru (750 m) a donde llega una pista desde el pueblo de Demués y que sube hasta la majada de Soñín, ya verca de Belbín y los lagos de Covadonga.



La idea en principio era acometer el descenso desde el Collau Regueru hacia el río Casaño, vadearlo por el punto donde en su día estaba el puente Llamero (hoy día ya afortunadamente reconstruido) y recorrer toda la garganta del Casaño hasta el pueblo de La Molina para retornar a La Robellada. Sin embargo el tramo desde el collado era un auténtico barrizal donde el avance se ralentizaba muchísimo. En ese momento me di cuenta de que se me estaba haciendo tarde. Me habían dado las tantas sacando fotos en las vegas y subiendo a picachos que no contaba coronar. Además había quedado en volver pronto a Oviedo y no sabía com sería el descenso hacia el fondo del valle ni como se me daría el vadeo del río y el tramo siguiente hasta el Puente de los Mineros, desde donde ya si que conocía el recorrido hasta La Molina. Total que me empecé a comer la cabeza con que se me haría muy tarde y decidí darme la vuelta en el collado los Llamazugos, poco antes de la Piedra Entalangada.







Zona en la que acabé por darme la vuelta


Regreso al collau Regueru (750 m) y de nuevo a subir hasta el collado Pandescura, 200 m de propinilla con los que no contaba. Parada para una comida rápida en el collado Jorcadellín entre Pandescura y el Porru Salón, con buenas vistas sobre las Cuchillas de Lloandi y para abajo.



Una vez alcanzado de nuevo el collau Beranzas (740 m), preparé una ruta alternativa para el descenso, así que corté horizontalmente el Paré Beranzas por su cara norte y por la base de la peña, para bajar más mal que bien por la cantidad de árguma que cierra el paso hasta una pista que llega a una solitaria cabaña.

Zona por la que bajaría




Ya solo me quedaba seguirla hasta llegar a los restos de la Mina Delfina, en realidad otro de los puntos que se me apetecía visitar, aunque de haber salido la variante del Casaño no hubiera pasado por aquí.



La mina Delfina o minas de Alda era una mina de cobre y se conserva el cargadero y el castillete. En el cruce que hay junto a ella se toma la pista que sale con orientación noreste y que bordeando los Jous de Alda por el extremo contrario al de por la mañana, sale de esa zona por una especie de collado a la derecha del monte de Cabeza Maor, en el que descata un repetidor.

Un vistazo atras. Vengo de alla arriba




Desde ahí ya no hay pérdida. La pista acaba por bajar al pueblo de La Salce y desde éste por carretera hasta el cruce con la AS-114 y a la izquierda en un par de kilómetros más hasta legar al punto de partida de por la mañana.



Y para casa, que eran las Fiestas de la Salud en Lieres y era el día grande.

Total, que me queda pendiente ese tramo del Casaño, al que le tengo muchas ganas, puede que lo intente en el futuro con subida a Peña Ruana, otra de las pendientes, ya veremos.

Un saludo
Cienfuegos

PD: el recorrido de la Canal de la Llucia, pude hacerlo unos meses despues y podeis leerlo AQUI en la entrada correspondiente al ascenso a Peña Ruana.

11 comentarios:

  1. Bonita ruta nuevamente, compañero.
    Unas magníficas fotografías de unos no menos espectaculares paisajes. Pero acaso... ¿qué no es bello allá en Asturies?
    Hace sólo unos días que regresé de allí y ya lo estoy añorando...
    Un abrazo.

    P.D.: Por cierto, sí que has cogido fuerza en vacaciones, sí, porque vaya rutas que te estás metiendo entre pecho y espalda... ;-)

    ResponderEliminar
  2. Nunca he estado por esa zona, pero me he empapado con tu reportaje, la fotos estupendas, una ruta en solitario, genial. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Casi nada...22 km entre pecho y espalda, me gustaría saber que combustible usas...jajaja...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cienfuegos...
    Una pregunta... como te enteras de la cantidad de rutas que nos enseñas por Asturias??? tienes algún tipo de manual, libro, etc o simplemente las inventas tu de rutas realizadas por los alrededores... porque vamos... es que deberías de hacer un libro con tus andanzas montañeras... porque da igual que sean en el norte, en el sur, en el este o en el oeste de Asturias... te las conoces todas (o casi todas)...
    Sobre esta ruta me vuelves a dejar maravillado... que preciosidad de ruta... y es que la zona de Onís es lo que tiene. Cualquier cosa que te subas es una preciosidad... y las fotos, vamos... de traca, como siempre.
    Un saludo y a seguir deleitándonos con tu saber y cariño a tu tierra.

    ResponderEliminar
  5. Carlos, gracias y espero que hayas aprovechado bien tu estancia por Asturias.

    Carlos, no me extraña que no hayas estado nunca. no es una zona muy visitada. Las grandes cumbres quedan lejos y la más conocida, Pandescura, suele subírsele desde los Lagos, Demués,..., yo solo puedo recomendartela, claro.

    sherpa, por aqui decimos que "con fabes y sidrina nun fai falta gasolina", ja, ja, ja, así que será eso.

    Gordonés, contestando a tu pregunta pues te diré. Por supuesto tengo libros sobre rutas y geografía de, más o menos, toda Asturias, pero tambien lo que pasa es que trabajo con cartografía a diario y la cabeza siempre me va a lo mismo, je, je. Donde otros ven lineas de nivel y ríos, yo trazo rutas, je. Pero supongo que hago de todo. Como verás a veces me ciño a rutas balizadas, los PRs, en ocasiones hago las ascensiones típicas (Tiatordos desde Pendones, ...) pero lo que de verdad me gusta es intentar trazar rutas alternativas y luego tambien influye el hecho de que a menudo varío la ruta sobre la marcha en función de como se desarrollé ésta, como ocurrió en esta misma de Pandescura. Por eso suelo llevar bien mirada toda la zona, no solo la ruta que tengo pensada y siempre llevo conmifgo un plano de esa zona a recorrer. Aparte no me importa hacer rutas por encima de los 20-24 km, lo que sobre el campo te da mucho juego para hacer variaciones mil.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Y no conozco nada de esa zona (bueno sí, en plan turista y lo más típico).
    Este Otoño tendremos que sacar tiempo para hacer una visita a toda esa zona y ponernos con rutas "en serio", porque, muchas veces vas a sitios lejanos buscando cosas que se tienen a la vuelta de la esquina.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues menuda paliza, una ruta tres estrellas (más de 20 kilómetros y más de mil metros de desnivel acumulado ascendente). Lo mejor el gusto y la satisfacción que queda después de la pateada. Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Yo digo lo mismo que Gordones.
    Cienfuegos . En cuestion de rutas preciosas y poco conocidas lo bordas.
    A ver si nos vas centrando algun libro de rutas que a tu juicio merezca la pena.
    Estas Vacaciones me compre Bajo los Cielos de Asia de Iñaki Ochoa de Olza.
    Me anime porque lo recomiendas en tu apartado de libros del blog.
    Me encanto de verdad!!!.
    Gracias por compartir Cienfuegos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Buenas Valentín. No me extraña que no conozcas la zona, no es muy visitada y no es una zona que destaque por altas cumbres, pero guapa si que es y bien que merece la pena perderse un día por allí.

    jgbarber, no estuvo mal, no, además esta vez el gusto fue más agradable aún por la satisfacción de volver a visitar lugares a los que hacía mucho que no iba.

    Sito, me alegra que te haya gustado el libro de Iñaki. Para mi fue un verdadero descubrimiento. Hacía mucho que un libro de montaña no me gustaba tanto. Una verdadera lástima la pérdida de este hombre.

    En cuanto a lo de algún libro de rutas. La verdad es que libro de rutas puro y duro hace mucho que no compro ninguno. Los que tengo son los que aparecen en la primera entrada del apartado de bibliografía. Lo que siempre estoy buscando son libros de geografía en los que se suelen citar caminos tradicionales. De estos los mejores con diferencia son los publicados por francisco Ballesteros. Muy completos, amenos y con una toponímia abrumadora. Mis preferidos de entre los suyos puede que sean los de "Amieva y Ponga" y "Majadas y pastores del Cornión". Además dle apartado geográfico, etnografico e historico siempre aporta gran información sobre caminos y senderos, muchos de ellos poco transitados o abandonados. De todas formas, intentaré subir alguna reseña más al apartado de bibliografía.

    un saludo

    ResponderEliminar
  10. Hola compañeru:
    Este domingo último, he realizado una ruta con el G.M. "Trasgu Andayón" de Xixón, denominada: Ruta por las Majadas de la Montaña de Covadonga. Casi finalizando la ruta, me llamó la atención una montaña que divisaba a cierta distancia. Solicité ayuda a mi compañero Lorenzo Prieto (que me parece que ya conoces) y me dijo su nombre; no lo apunté y al llegar a casa, se me había olvidado.
    Una vez elaborado el reportaje y al escribir el comentario de que no sabía como se llamaba, alguno de mis amigos de Picasa, ya me informaron y me sacaron de dudas. Se trataba del Cabeza Pandescura y es por esto, por lo que me he venido a tu blog, para poder informarme de una manera más precisa.
    Me he quedado gratamente sorprendido con tu detallado reportaje. Desconozco la zona por completo, jamás me he acercado por esos lares y una vez visionado tu blog, creo que habrá que ponerle remedio algún día.
    Te doy las gracias por haberme dado a conocer una nueva zona de Asturias, que hasta ahora, no he tenido la oportunidad de conocer ni en fotografía.
    Como siempre a la espera de tu próximo reportaje. ¡Felicidades por tu trabajo, compañeru! Un abrazo del "Pisapraos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viti, como ves, para mi, si que es zona conocida. La tengo recorrido ya de guaje, aunque es verdad que cuando volví para hacer esta ruta hacía años que no iba por alli. Tengo dormido en los jous de Alda varias veces, tengo hecho espeleología en varias de sus cuevas, y solo puedo recomendarte hacer cumbre en Pandescura. Merece la pena, sobre todo si tienes la suerte de pillar un día de buena visibilidad. El descenso que "casi hice" pude completarlo solo unos meses después durante el descenso de Peña Ruana. Otra ruta bien guapa.
      Gracias y un saludo
      PD: efectivamente, coincidí con Lorenzo en la Semana de Montaña de Mieres. Dale recuerdos de mi parte.

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.