viernes, 19 de febrero de 2016

Peña Pandos y las Foces del Pino

29/01/2016
Serranía de Fuentes
Concejo de Aller (Asturias)

Tras un par de días de lloviendo a base de bién en toda Asturias y con la cota de nieve en torno a los 1.300 m, preparé ruta para el viernes, día en que se preveía una ventana de buen tiempo, seleccionando la ruta en función de su altitud, alguna cumbre sobre los 1.500 m, esperando disfrutar de un día despejado y una ligera capa de nieve recien caida. Lograría el objetivo, aunque con bastante menos nieve y a más altura de la esperada. Tampoco me importó. La ruta me permitiría volver a cruzar las Foces del Pino, por donde hacía años que no iba. 


Inicio/Fin: Felechosa 
Distancia: 15,80 Km
Desnivel máximo: 940 m
Desnivel positivo acumulado: 1.070 m
Tiempos: 6 y 1/2 horas


Mis dos compañeros de jornada parecieron ponerse de acuerdo y a ultimísima hora del jueves se cayeron de la convocatoria. Con la ruta ya en la cabeza, decidí tirar solo para Felechosa, aparcando en mitad de pueblo apenas había amanecido y tomando un café para dar tiempo a que el día fuera limpiando de nieblas. La verdad es que parecía que acababa de estar lloviendo tan solo un rato antes, aunque esperaba que el día fuera a mejor.


Salí de Felechosa (650 m) por la pista que sube valle arriba, siempre por la margen derecha del río Braña o río San Isidro, pasando junto a la capilla de la virgen de las Angustias y que dejando al otro lado del valle el enorme geriátrico del Montepío, cruza el valle del arroyo Cuirgu para subir hasta las cabañas de La Casona.


Paso así sobre la piscifactoría San Isidro y más arriba junto a la planta embotelladora de Aguas de Cuevas, hasta alcanzar el Puente de la Muñeca (750 m), en el que cruzo el río Braña y la carretera del Puerto San Isidro para tomar, justo enfrente, otra pista que sigue subiendo valle arriba, ahora por la margen izquierda.


En este trmao veo las primeras marcas amarillas y blancas del PR.AS-31.1 que voy a ir siguiendo. La pista me lleva hasta la base de la vallina Melera por la que voy a subir.


Abajo queda la vega de Cueves que, poco a poco, va quitándose las nieblas de encima.


Me lio un poco en la entrada a la vallina, por no querer seguir la pista hasta el final y tomar por una senda anterior. No merece la pena. De todas formas alcanzo las cabañas de La Melera (815 m), sobre las fincas de El Campiel.lu.


Desde aquí una marcada senda empieza a subir valle arriba, con fuerte pendiente, primero entre avellanos, para luego seguir por medio de un precioso hayedo.


Por encima del bosque se elevan los impresionantes paredones de la cresta que desde la cumbre de Peña Melera, cae hacia Cueves.


Muy guapo todo este tramo, en el que en un invierno tan raro como el que estábamos teniendo, tan pronto paso junto a amarillas y primaverales prímulas como junto a rojas y otoñales fayas.


La senda se pega al crestón, junto al que va  a subir durante un buen trecho. En él se abren las numerosas vías de la escuela de escalada de Cueves. Algunas incluso cuentan con el nombre inscrito en su base, como Les Yimiagues.



Bastante arriba la senda se separa del crestón. Coincidiendo con el punto donde la valina más se estrecha, ésta se aproxima al arroyo Melera, junto al que subiremos el último tramo, cruzándolo un par de veces.


Por arriba ya vemos las fincas del mayáu Los Gal.los. El día ha despejado y apetece salir al sol, que a la sombra venía con bastante frío.


Las vistas desde Los Gal.los son ya espléndidas, con el Torres destacando sobre el resto de cumbres y ya muy abajo la vega de Cueves, de donde vengo.


Subo hasta un par de buenas cabañas en La Cochá (1.280 m), al menos así reza la inscripción en el dintel de una de ellas.


Desde las cabañas sigo una marcada senda que en llano se dirige a la collada del fondo, pasando junto a una fuente en la que echo un trago y cruzando un par de riegas . Por arriba y en cara norte, ya se veían las primeras nieves.


Alcanzo la col.lá Los Gal.los en la que doy vista al valle de La Varera o de Riopinos, que sube hacia las cumbres del Xexe y Nogales -  por el que bajamos hacia una temporada como os conté AQUI - ocultas tras el Picón de las Rubias, aunque sí veo la zona de la Cabritera, bastante cargada de nieve.


En la collada superior, la col.lá Cerezales d´Arriba (1.330 m) paro un rato junto a la cabaña a comer algo mientras disfruto de las vistas sobre la cabecera del valle de San Isidro, con el Torres al fondo. Hoy se llevaría unas cuantas fotos.


Después sigo subiendo. La senda cruza hacia la derecha la cabecera de la vallina Melera, pegándose a las paredes de Peña Melera. Desde aquí apenas si le veo nieve y por un momento creo que no voy a acertar con la previsión de pisar algo de nieve reciente.


Hacia abajo la vallina Melera por la que he venido subiendo. Al fondo a la izquierda, asoma el Retriñón con una ligera capa de nieve en su zona alta.


La senda se pega al crestón cuando ya veo la collada Cabera a donde tengo que llegar.


Y en la collada Cabera (1.472 m) se me abren las vistas al suroeste, hacia la llamativa y afilada Peña Pandos, verdadero objetivo de hoy, con Peña Redonda al fondo. Una leve capa de nieve reciente cubre las caras norte. Ha caido menos de lo que contaba, pero le da un toque de color al paisaje.


A mis espaldas la collada Cabera enmarca, una vez más, el Torres.


Desde la collada empiezo a subir hacia Peña Melera. Bordeo un poco la base hacia la izquierda y entro en una marcada canal que me sacará directo a la cumbre. Subo con cuidado, hace frío y la nieve cubre algo de hielo en las zonas sombrías.


Y cumbre de Peña Melera (1.541 m), con buzón y unas preciosas vistas, como esta sobre el Retriñón, al otro lado del valle de San Isidro.


El cordal sigue desde el Retriñón, por el Praera y el Cuchu. Abajo los pueblos del valle, Felechosa, El Pino, Pola del Pino, Llanos y Collanzo. Al fondo, asoma entre las nubes Peña Mea.


Felechosa a mis pies. Se veía hasta el coche.


La zona alta del valle, con el Torres y el Toneo escoltando la entrada al puerto.


Al lado contrario, Peña Pandos y detrás Peña Redonda. A la derecha de esta y al fondo del todo, la zona del Estorbín de Valverde.


Tirando de zoom alcanzo a ver la Sierra del Aramo.


Y unas panorámicas desde cumbre, todo el cordal del Retriñón, desde Peña Mea, Cuchu, Praera, hasta el propio Retriñón.


Mala luz hacia el sur. Desde el Picón de las Rubias, pasando por los altos de Rupinos, que culminan en La Cabritera y hasta Peña Redonda.


Y por último, una con la vista de toda la cabecera de San Isidro.


Bajo de Peña Melera y continúo hacia la siguiente collada. Atrás se ve la canal de ascenso/descenso.


Paso por una collada intermedia, la col.lá Pandos (1.465 m), con una cabaña a la derecha, a la que empieza a darle el sol y me acerco a Peña Pandos, muy afilada desde este lado.


Alcanzo la col.lá Palacios (1.461 m), con restos de una cabaña y empiezo a subir por encima de ella, con tendencia a la izquierda  para, ya cerca de la cresta cimera, girar a la derecha, alcanzando el extremo de la cresta que parece ser el punto más alto de Peña Pandos (1.566 m), marcado con un simple jito, desde el que veo Peña Melera, en la que acabo de estar.


Las vistas son parecidas a las de Peña Melera, así que solo subo alguna foto de detalle con zoom. El Torres y la carretera de San Isidro.


El Estorbín de Valverde y detrás asomando el Robequeras.


El Retriñón, destacando sobre las nubes.


Después me desplazo hasta el extremo contrario de la cresta. Parte de ella no puede hacerse por arriba, debiendo cruzarla por la vertiente sur. Alcanzo un punto en su extremo que parece ser el más alto de este lado, asimismo marcado con un jito.


Por debajo de mi se abre el valle Pedrosu, el de Caniella a su izqueirda y al fondo el del Fondil que sube hacia Peña Redonda, preciosa vista desde aquí arriba.


Y una nueva vista del Alto Aller, con la confluencia de los valles del Pino y San Isidro.


Bajo de nuevo hacia la collada Palacios y desciendo primeramente hacia el grupo de árboles que marcan la ubicación de la antigua mayá Cuadrezu, con sus cabañas en ruinas. Parecía que había cargado algo más de nieve en este lado que en el de Melera y Los Gal.los.


Voy bajando hacia la siguiente mayá, la de Pedrosín, con varias cabañas cuidadas y en buen estado y una estupenda fuente junto a ellas.


Una nueva vista del valle. Bajo con calma. Es pronto y lo más duro ya está hecho. Bajo disfrutando de cada rincón. Este valle lo conocí hace 30 años, que se dice pronto. Aquí pasamos varias semanas santas un grupo de amigos y dió para recorrerlo a base de bien. Había vuelto alguna vez más, pero ahora ya hacía mucho que no lo visitaba.


Continúo bajando y, aunque quiero salir del valle por las Foces del Pino, no me resisto a arrimar a visitar el precioso paso de la Mosqueta la Boya, una providencial grieta en el crestón que desde Peña Pandos, cierra la margen derecha del valle hasta las Foces del Pino.


La Mosqueta la Boya es una salida/entrada alternativa a la Foz del Pino. El camino conserva en su parte baja un buen empedrado y sube con fortísima pendiente.


El punto más espectacular. Aún recuerdo cuando siendo unos críos subimos la primera vez por aquí. Nos pareció un lugar de película. La grieta es tan estrecha que una piedra ha quedado encajada en ella y el camino pasa bajo la misma. La foto está tirada con muy mala luz.


Salimos así a la vertiente contraria, dando vista a la parte baja del valle del Pino. Desde aquí es posible bajar con tendencia a la derecha y salir a la pista de El Pino, a la altura de la Fuente de las Gavilancieras. Los amigos de Los de las Claras, Monchu x Montaña, Pindio Pindio o Jfcamina tienen en sus propias webs documentado este descenso.


Pero como digo, yo quiero seguir recorriendo algún rincón más del valle y salir de él por las foces, así que dejo atrás la llamativa grieta de la Mosqueta la Boya y cruzo el valle Pedroso hacia la izquierda.


Me acerco así a la cabaña de la Juécora. Aquí dormimos un par de veces. Pedíamos permiso en El Pino y allí nos indicaban la cabaña en la que podíamos quedarnos. Esta nos sirvió de hogar durante un par de semanas santas.


La cabaña no cambió gran cosa, si acaso tiene alguna ventana nueva. Nosotros si que puede que hayamos cambiado un poco más.


No era mal sitio para pasar unos días. Un poco por debajo hay una buena fuente, teníamos leña cerca  y las vistas eran inmejorables.



Dejo la Juécora bajando por la izquierda de ella para salir al camino de Caniel.la, que forma parte del PR.AS-31. La senda sube a la izquierda de la foto, siguiendo la riega Caniel.la hasta la mayá del mismo nombre, ya cerca del collado que da vista al Puerto de Vegarada. A la derecha sube el paralelo valle del Fundil, hacia la base de Peña Redonda.


Me despido de Peña Redonda, otra a la que ya hace tiempo que digo que le va tocando una nueva visita.


Y desciendo hacia la entrada de las foces por las fincas de El Boleru y Les Campes.


En El Toyal paro en esta otra cabaña. Aquí dormimos el primer año que vinimos. Esta se la ve más descuidada, con el tejado un tanto hundido.


Una última foto al valle del Pino, que se divide aquí en los de Pedrosu, Caniel.la y El Fundil.


Bajo hasta la altura del río. En el Posaeru (980 m) un puente, el Puente Fuindil, permite cruzarlo y acceder al valle de El Fundil, pero yo aquí ya entro en las Foces del Pino, bajando por el precioso y bien armado camino que conserva buena parte de su empedrado.


Aunque en la parte más pendiente que desciende hacia El Penón, se le ha echado un poco de hormigón.


El viejo puente de piedra, el "puente romano", en el que cruzamos a la margen izquierda.


La parte más estrecha de las foces, entre la Canga la Pedregosa (dcha) y la Canga los Mangos (izda). Un paso sin duda espectacular.


A la salida de las foces un nuevo puente, el Puente la Fo, nos devuelve a la margen derecha del río Pino, por la que haremos todo el descenso hasta cerca de el núcleo de El Pino.


Aunque bajo tranquilamente ya veo que acabaré por llegar a comer a Felechosa, así que aunque es temprano paro a comer junto a una cabaña, que destaca por estar a la sombra de un buen tejo.


El comedor no solo resulta cómodo. Además cuenta con unas estupendas vistas sobre el Cuchu y el Praera.


Después de comer sigo bajando tranquilamente pista abajo, pasando junto a la Fuente de las Gavilancieras, hasta alcanzar el Molín de Peón (655 m), hoy reconvertido en una piscifactoría de alevinaje de una asociación de pescadores.


Justo debajo del molino se localiza una pequeña área recreativa. Junto a ella, un puente permite cruzar a la margen deecha del río Pino. Tomo por la pista que se abre a continuación y que constituye la Senda Verde Felechosa - Molín de Peón.


La senda verde no solo me evita regresar a Felechosa por la aburrida carretera sino que, además, merece un paseo por si misma, atravesando rincones bien guapos.


Y asi alcanzo, por fin, de nuevo Felechosa. A la entrada de la misma, el Torres se eleva sobre el horizonte como para despedirse de mi.


Ya junto al coche, cambio de ropa y en vez de cerveza, a tomarse un café. Había comido hacía poco y el día, aunque bueno, sido estado frío. Era lo que apetecía. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

22 comentarios:

  1. Maravilosa y espectacular ruta.
    Con vistas y paisajes fantasticos, a mi tambien me pasa como a ti ya hace tiempo que ando por aqui.
    Me parece que tienes un error de fecha. Debajo de la cabezera de la ruta aparece un 29/2/2016.
    Aunque hoy he echo este comentario, te sigo a menudo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sebastián, por el comentario y por el aviso del gazapo. Ya está corregido.
      Saludos

      Eliminar
  2. Me ha encantado ver tu ruta pues, precisamente, a mediados de septiembre del año pasado casi hice el mismo recorrido en solitario, sólo que en vez de ir a Los Pandos subí al Pico Pandos (o La Verde), cota 1726 m. Nunca había subido desde el puente de La Muñeca por ese valle de La Melera y la verdad es que me pareció bellísimo. La pena fue que se metió la niebla y no me dejó culminar la ruta pues mi intención era recorrer los Altos de Riopinos. Por esa circunstancia, no subí la ruta a mi blog pues las fotos no eran de gran calidad. Sin duda, esta ruta te trajo buenos recuerdos. Si me lo permites, te hago algunas indicaciones. A saber: la collada con una cabaña a 1330 m de altitud es La Cochá Cerezales de Riba; la collada intermedia entre las cochás Cavera y Palacios sería La Cochá Pandos. En fin, el reportaje y las fotos geniales. Por cierto, muy importante que hayas destacado La Mozqueta la Boya, una singular horcadina muy llamativa. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victor, gracias por los apuntes, siempre son bien recibidos, ya lo sabes. La Mozqueta la Boya pese a conocerla desde hará 30 años, me enteré muy recientemente del nombre. Un pasaje precioso. No podía pasar cerca y no acercarme hasta allí aunque no fuera a bajar por ella.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Me ha encantado esta ruta; esos paisajes tras la lluvia son hermosos; la mayada del Predroso...vaya lugar!!. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el valle de Pedroso es muy guapo, como el del Fondil, salpicados de cabañas.
      Saludos

      Eliminar
  4. Gran entrada, una ruta preciosa, y por lo que veo algún tejo espectacular, el que se ve en el molino debe ser muy guapo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay varios ejemplares sueltos pero de buen tamaño. La verdad es que en el molino después me daría cuenta de que no llegué a tirar ni una foto del edificio en su conjunto, ni por supuesto del tejo.
      Saludos

      Eliminar
  5. Una preciosa ruta Javier por picos que tendremos que ir conociendo... En Cotoya Pindia hemos estado a punto de abrir un foro, en el que se admitan apuestas, para ver quien eres tú, en la foto retrospectiva de la cabaña jajjaja, no lo hemos hecho, porque confiamos en que nos sacarás de dudas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja, ja, ja, digamos que de aquella gastaba gafas y sudaderas amplias.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Qué estupendo el recorrido de ascenso...creí que iba a estar más tomado pero veo que desde Cuevas hay buen camino. A la majada del Pedrosu toda la vida le llamé Gal.los o es otra? Ya me dices. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay senda muy marcada y limpia en todo momento. Lo de los nombres, yo siempre llamé a ese valle Pedrosu y la majada siempre entendí que era la de Pedrosu. Por otro lado, los nombres los he sacado mayormente del libro "El conceyu de Aller. 77 Rutas de montaña", de Alfredo González Pérez (Guari) y Enrique Marcos Gallegos y en su mapa ponen la mayá Gal.los en la vertiente de la vallina Mellera y Pedrosu y Pedrosín en la vertiente de las Foces del Pino.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Pues me parece una circular muy chula, y que sin duda me guardo, porque me apetece un montón hacerla. Es una zona que me gusta mucho, cercana, e ideal si la metereología lo permite.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no es una zona especialmente alta y ya ves que la ruta es bastante sencilla. Perfecta para días que no nos queremos complicar la vida.
      Saludos

      Eliminar
  8. Hace unos días estaba buscando información sobre los Altos de Riopinos. Trataba de unir desde la proximidades del Pto. Vegarada hasta el cdo. Pandos. Pero este recorrido me gusta mucho más. Sobre todo las vistas de la Peña Pandos con la Redonda detrás, aparte que encontrarse con tantas majadas, hacen la ruta más humana.
    Te la he de copiar.
    Yo también tengo de nuevo ganas a Peñaredonda, recuerdas que hace un tiempo nos lo planteamos???

    Saludos Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que te va a gustar y si vas con tiempo, puedes subir a los altos de Riopinos y en vez de bajar por el valle de Pedroso, volver por el de Caniella. Y no, no se me olvidó lo de Peña Redonda. Había que mirar de buscar un día para cuando se quite la nieve, que esa cresta no la recuerdo yo muy cómoda ni sin nieve.
      Saludos

      Eliminar
  9. Que chulada, esa zona me enamoró también, la foz del río pino es una de las rutas más bonitas para mi gusto, y meterse ya por esas subidas hasta la majada, otra alternativa preciosa que tengo en cuenta para próximas ocasiones. Fotazas como de costumbre...y genial esa foto de antes y de ahora...buen lugar si señor, para perderse unos días...o siempre :) :) :)
    Un abrazotedecisivo Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara. Es un valle que me gusta mucho y al que por razones obvias, le tengo un especial cariño.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Hacia tiempo no me pasaba por tu blog y vaya ruta que me encuentro. Todos buscando nieve a miles de metros y nos pones está ruta de bajura tan espectacular!!!!.
    No se me va olvidar así que te la pienso copiar!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagínagte como estará esta ruta ahora mismo con la nevada que acaba de caer. Una maravilla, seguro. Copiala cuando quieras. Te va a gustar.
      Un saludo

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.