13 diciembre 2018

Peña Llorío o Pico del Cordal desde Llorío

La Peña Llorío o Pico del Cordal es una modesta, pero agreste cumbre a la sombra de la Sierra del Crespón que se alza solitaria entre los valles del Raigosu y Soto Llorío. Por distancia y desnivel era perfecta para una mañana como ésta, en la que nuevamente la previsón nos garantizaba solo unas horas libres de agua antes de la llegada de un nuevo frente frío. Obviando la ruta habitual de ascenso por su cara sur, nosotros haríamos la aproximación por el norte para atacarla, con mayor o menor fortuna, por una canal en su cara este.


DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 24/11/2018
  • Concejo: Laviana (Asturias)
  • Inicio/Fin: Llorío
  • Distancia: 13 Km
  • Desnivel máximo: 700 m
  • Desnivel acumulado positivo: 750 m
  • Tiempos: 4 h 45´
  • Dificultad: Difícil. El ascenso habitual por su cara sur no presenta mayores complicaciones. Sin embargo el ascenso por la canal elegida por nosotros presenta una pendiente extrema en la que hay que poner toda la atención. Desaconsejable en mojado.


Dejamos el coche a la entrada de Llorío y allí mismo tomamos por una pista que asciende paralela al río Nalón valle arriba.


La pista nos conduce al Canal de la Coruxera, el canal de agua que abastece a la central de La Coruxera y que a su vez surte de agua a Langreo/Llangéu. Junto a él tomamos otra pista que lo sigue a favor de la corriente.


Enseguida la pista empieza a ganar altura  pasando junto a la casería de Samielles.


Va a ir subiendo por medio de un denso bosque de castaños.


Ampliando las vistas a medida  que ascendemos, dejando a nuestras espaldas, y al otro lado del Nalón, La Xamoca (dcha) y el Triguero y Los Caspios (izda).


La pista asciende por el valle del arroyo del Monte, encajado entre dos crestas calizas que se desgajan al norte desde las estribaciones de la Peña Llorío.


La pista acaba en la collada en la que culmina el valle del arroyo del Monte.


Una vista atrás.


Desde la collada sigue ascendiendo un buen sendero que se dirige hacia el Picu la Cobaya, aunque nosotros dejaremos este antes de llegar a la collada, para tomar otra senda a la izquierda, que bordea la cara norte de la Peña Llorío buscando su ladera oriental.


Vamos ir cortando casi en llano la ladera que cae hacia el valle de Soto, con las estribaciones norteñas de la Peña Llorío ya al frente, en una zona donde rezuma mucha agua y que parece recibir el acertado nombre de Llamarga de la Cobaya.


Ganamos unos metros para auparnos a un primer crestón que ofrece buena vista y desde el que vemos al otro lado del valle de Soto la Sierra del Crespón que separa éste del de Agues, ya en el vecino concejo de Sobrescobio. Precisamente enfrente vemos la ladera por donde sube el camino de las Minas de Llampaces (izqda) y por el que ascendí hace una temporada a la cumbre de Peña Escrita (centro), como os conté AQUI.


Si nos enfrentamos ya a la pétrea mole de Peña Llorío vemos la pendiente y estrecha canal por la que vamos a ascender. Aquí debo decir que equivocamos el tiro. Yo venía buscando una canal que se abre en esta ladera, pero no es esta, sino la que se intuye inmediatamente a su izquierda y que sin duda resultará mejor opción que la nuestra, que no aconsejo.


Empezamos a subir. La pendiente obliga a tirar de hierba-tracción.


En la zona alta la canal se estrecha y la pendiente se vuelve extrema obligando a asegurar el paso, hasta alcanzar una especie de hombro.


Es aquí cuando nos damos cuenta de nuestro error.  Por debajo y a nuestra izquierda vemos la canal buena, pero el descenso directo a ella no es posible. Tampoco podemos cruzar el crestón que tenemos a nuestra derecha. Bajar lo que acabamos de subir, como que no apetece.... Optamos por seguir subiendo.


Y así, agarrados a la maleza vamos subiendo como buenamente podemos, rezando para que la ladera tenga salida por arriba.


La ladera va estrechándose, entre la caída que se abre a nuestra izquierda y la pared caliza de nuestra derecha hasta que muere en un nuevo hombro. Pero estamos de suerte. Una providencial vira comunica nuestra ladera que la canal por la que deberíamos de haber subido.


Una vista atrás. Salimos justo por encima del árbol que se ve en la ladera. La vira es suficientemente ancha, aunque presenta mucha altura sobre la canal.


Ya metidos en la canal buena seguimos subiendo y lo hacemos por la cresta rocosa que se abre en su centro que ayuda a superar la pendiente, que no cesa en ningún momento.



Por fin salimos a la cresta cimera, un poco a la derecha de la cima principal, en un punto desde el que tenemos buenas vistas sobre el valle del Nalón, con la Sierra del Aramo al fondo.


El valle del Nalón con Pola de Laviana destacándose al fondo.


Una nueva vista al Triguero (izda), Los Caspios y La Xamoca (dcha).


Unos metros más y alcanzamos la cima principal de la Peña Llorio o Pico del Cordal, una sierra muy quebrada en su parte cimera y que pese a su modesta altura resulta agreste como pocas, como bien acabamos de comprobar.


Por detrás vemos Peña Mea. Desde este lado se ve perfectamente la arista este, por la que subi hace ya bastantes años y que arranca de la majada que se aprecia en el extremo inferior izquierdo de la foto.


Por detrás de Campa Felguera aparecen Peña Rueda y su inconfundible Cuchillar (dcha) y el Tapinón (izda). En el centro y de menor altitud asoma Peña Arpín.


Tras picar algo en cumbre y disfrutar del día iniciamos el descenso por su cara sur, la habitual. Sin embargo,  solo unos metros por debajo de cumbre y una vez alcanzada la ladera que ya nos llevaría a su base, cruzamos a la derecha hacia una marcada horcada.


Queremos intentar recorrer la sierra por arriba, al menos hasta donde podamos. Vamos así pasando unas veces por cara norte y otras por cara sur, aproximándonos al Cerru Bermejas.


Vistas al Nalón.


Un nuevo paso a la cara sur y a buscar la siguiente horcada.


Y una vista atrás a la cumbre de la Peña Llorío o Pico del Cordal.


Pasamos por la Peña les Boñigues y seguimos al Cerru Bermejas.


Sin embargo, poco después la cresta se corta y se vuelve complicada. Evitarla nos obligaría a perder muchos metros por su cara sur para continuar hacia el extremo occidental de la sierra, donde se localiza el Cerru Bermejas. Nosotros queremos volver por el valle oriental, así que decidimos dar por finalizado aquí el recorrido de la sierra.


Desandamos un corto tramo de la sierra, buscando un punto que nos permita bajarnos de ella fácilmente. Al fondo el Guanalón, en la Sierra del Crespón y a su derecha el Cogollu.


Girando al sur, sigue el Cogollu y tras él, empastado, el Corbellosu. Por encima de ellos se eleva la Collaina y a su derecha La Forcada (centro).


Y una nueva vista a Piedres Negres (izda) y Peña Mea (dcha). A su derecha, la collada Doñango.


Hacemos el descenso por una canal un tanto tomada de avellano que la vuelve un poco incómoda pero que nos evitar desandar la sierra hasta enlazar con la ruta de ascenso/descenso habitual. Ya que el ascenso no fue para nada ortodoxo, no íbamos a dejar de darle una vuelta de tuerca al descenso también.


Cortando la ladera en horizontal alcanzamos la senda de descenso habitual que se dirige a las cabañas de la collada El Navalín, entre la Peña Llorío y el Guanalón.



Por debajo de las cabañas salimos a un ancho camino que acabará por convertirse en pista y por el que haremos el descenso por el valle de Soto.




Pasaremos por la Fuente Les Hedraes y seguimos bajando.


A la derecha vuelvo a ver la ladera por la que sube el camino de las Minas de Llampaces, permitiendo un acceso a la Sierra del Crespón.


Al fondo el Triguero y Los Caspios, por los que había estado hacía solo unos días antes, pero llegando desde la vertiente de Nava, como os conté AQUI.


Ya en la zona baja hacemos una rápida visita a la Fuente de La Fabariega antes de seguir bajando, pasando junto a la Fuente de Campa Fondera. ¡Será por fuentes!.


Al otro lado del Nalón, afloran las estribaciones de La Xamoca.


Poco a poco vamos aproximándonos a Soto Llorío, por entre cuyas casas pasaremos.


Salimos de Soto por la carretera aunque sin llegar a la rotonda de entrada, tomaremos un ramal que sale a la izquierda.


Junto a la entrada de un restaurante, sigue una buena pista por la que continuamos, a la altura de la presa de captación de aguas del Canal de la Coruxera.


Y ya junto al canal recorremos los últimos cientos de metros hasta enlazar con la pista de por la mañana, por la que regresamos a Llorío.


La previsión del tiempo no se equivocó y por la tarde llegó el agua, pero nosotros ya habíamos aprovechado la mañana. Os dejo el track, recordándoos que la canal de ascenso no es especialmente recomendable, siendo preferible tomar la de su izquierda.


Un saludo
Cienfuegos

9 comentarios:

  1. Vaya matu de cordalin... Malu d'andar y peligrosu pa frañar una patuca. Metime de correnderu y nun pude salir más escayau jajaja... Nun sé si tengo más ganes de volver. Un abrazu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Berto, mal sitiu da dir de correnderu. Allí, correr, correr, lo que ye correr, como nun sea per les pistes,... pero ye una peña perguapa pa dir sele buscando-y los requexos pa xubila. Yo nun descarto tornar a ella y facela entera.
      Un abrazu

      Eliminar
  2. Ya se ve ese pico y el Cerru Bermejas tremendos desde los Collaos y más desde la Gobeta. Ya se ven duros de andar y con tremendas canales. Menuda canalina os echasteis...y el paso al Cerru...menos mal que sois sensatos y media vuelta. Para otra vez desde un lugar más adecuado. A mi me gustaba ver las imágenes más ampliadas. Pero entiendo que igual apetece cambiar de vez en cuando. Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una sierra muy guyapa y entretenida. Pequeña, peor con muchos recovecos para buscarle las cosquillas. Volveré para hacerla entera, subiendo por mejor sitio y sabiendo ahora como es la zona alta.
      Un abrazo
      PD: menudo susto me diste con lo de las fotos, anda.

      Eliminar
    2. Pues bien lo siento!!! Ya te daré un abrazón cuando te vea para pedir perdón ja,ja,ja.

      Eliminar
  3. Interesante y durilla ruta, la de hoy. Lo de la hierba-tracción, a vecse es muy complicada, pero cuando no queda otra. El restaurante, es El Cañal.Actualmente esta cerrado, Bueno debe llevar cerrado un año o algo más.
    Un saludo y Felices Fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Sebas. Si, el restaurante me fijé que estaba como en obras. Hace años tengo comido alguna vez en él, pero ahora hacia mucho que no me arrimaba. La
      hierba-tracción, ya sabes, ..cuando no queda otra,...
      ¡¡Un saludo y Felices Fiestas!!

      Eliminar
  4. Bueno pues, como esta cercana, será cosa de tenerla en cuenta para este invierno, aunque esa canal parece que tiene lo suyo, tendré en cuenta que será la de la izquierda. Pero parece una ruta interesante,
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una sierra muy guapa. Incluso el ascenso por su cara sur, la normal, es una actividad guapa para perder una mañana o una tarde. Os gustará.
      Un saludo

      Eliminar