09 abril 2021

Cordal de Peña Podre

A principios de verano de 2020 intentaba yo recuperarme de una lesión de gemelo y tras diversas sesiones de fisio y varias semanas de reposo empezaba a dar pequeños paseos con el objetivo de recuperar, poco a poco, tono muscular. Uno de ellos sirvió para recorrer el pequeño cordal de Peña Podre, en la Sierra del Aramo. Aquel día, más que distancia o desnivel, buscaba tomar contacto con caliza, recorriedno un terreno quebrado, para ver como respondía el gemelo. Un recorrido corto, pero muy agradable ya que Peña Podre se alza sobre los valles quirosanos ofreciendo una preciosa vista de los mismos.

DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 08/07/2020
  • Zona: Sierra del Aramo
  • Concejo: Quirós (Asturias)
  • Inicio/Fin: Alto l´Aramá. Carretera del Gamoniteiro 
  • Distancia: 8 Km
  • Desnivel máximo: 300 m
  • Desnivel acumulado positivo: 430 m
  • Tiempos: 3 horas
  • Dificultad: Fácil. Pese a ello, se trata de recorrer una quebrada cresta en donde se debe poner algo de cuidado. En el descenso de Peña Podre bajé por una zona con bastante maleza, pero podría evitarse bajando antes.


Dejé el coche en el Alto l´Aramá, la collada que alcanza la carrretera del Gamoniteiro sobre el Llagu Los Veneros. Allí hay sitio donde aparcar y justo en su vertical arranca una vaguada que permite alcanzar cómodamente la parte alta del cordal. De momento la tarde era magnífica, casi sin nubes.


La vaguada me conduce al borde oeste del Cordal de Peña Podre que voy a recorrer. Allí, cerrado por un muro de piedras se abre un precioso balcón sobre los valles quirosanos, una vista que va a ser una constante en este corto recorrido.


Al sur queda el alto del Puerto de la Cobertoria.


El pueblo de Llanuces al fondo


En primer término, a la derecha, el cordal de Brañavalera cuyo recorrido os conté AQUI.


Asciendo un primer tramo de la cresta y gano la cumbre de La Bizarrera, que en el IGN figura como Bobia. Desde ella veo por delante todo el cordal a recorrer, con la cumbre del Gamoniteiro a la derecha. La idea era alcanzar el extremo contrario del cordal y luego ascender hacia el Gamoniteiro, aunque al final las cosas salieron de otra forma.


Llanuces. Al fondo a la izquierda, el macizo de las Ubiñas.


Ubiñas, del Tapinón (izda) al Ranchón (dcha). Peña Rueda (centro) por delante de Peña Ubiña. El macizo estaba un tanto metido en nubes.


Gamoniteiro a la izquierda.


No hay mucho que contar. La cresta se hace bien. En algún punto puede haber que apoyar la mano, puntualmente, pero resulta muy sencilla y entretenida. Además, nos podemos bajar de ella en todo momento a la derecha. Alcanzo la cumbre del Pozalón, con las Morteras de Llanuces bajo la sierra.


Una vista atrás, a la Bizarrera de donde vengo.



La carretera que sube al Gamoniteiro.


Una vez hayamos pasado la cumbre del Pozalón toca perder bastantes metros que habrá que recuperar para ir aproximándose ya a Peña Podre.



Los pastos de las Morteras de Llanuces por debajo del cordal.



La alargada vega Cubiellos entre el cordal de Peña Podre y el Gamoniteiro.


Puede que sea este el tramo más guapo de la crestería.




Y cumbre de Peña Podre, la única de todo el cordal que cuenta con buzón de cumbres.


Los valles quirosanos.


La Peña l´Alba (izda) y Champaza y Pelitrón (dcha).


Vallongo por delante del Moncuevu (izda), Barrisacal a la derecha,...


...y Gamoniteiro, claro.


Una nueva vista del cordal recorrido.


Bajo de Peña Podre, seguramente no por el mejor sitio, ya que me metí en la única zona de todo el cordal que presenta mucha maleza. Podía haberme bajado antes o seguir la cresta un poco más, pero nada. Uno que es un poco jabalinero. Me acerqué hasta el corte de Bargana. Allí hay un buen salto, pero una senda permite el descenso por aquí mismo.


El mismo corte, pero desde el lado contrario. La caseta parece ser un transformador de corriente.


Los pastizales de las Morteras de Salcedo con la Peña l´Alba (izda) y Champaza y Pelitrón (dcha).


Para cuando me doy la vuelta lo que veo es que la niebla está entrando rápidamente y ya cubre buena parte de la sierra. Quienes conocemos el Aramo sabemos que es sierra de mucha niebla, sobre todo por las tardes y que es mal sitio para recorrer en esas circunstancias, así que descarto la idea de seguir al Gamoniteiro. Además, tampoco quería cargar mucho el gemelo.


Doy la espalda al Vallongo y el Moncuevu


Cruzo las vegas de Cubiellos, mientras veo como la niebla va asentándose en la sierra.



Descarto bajar por la carretera, y opto por dejarme caer por Los Veneros.


Una vista atrás.


Las cabañas de La Casa l´Inglés.


Y la laguna de Los Veneros.


Un último repecho me alza nuevamente al Alto l´Aramá, en la carretera y justo al lado del coche.


Allí daba por finalizada esta corta ruta que como prueba "post-lesión" no había estado mal. Las sensaciones eran buenas y ya pensaba en el siguiente test. Al menos había servido para coronar una nueva cumbre por el Aramo, de esas que me quedaban pendientes. Os dejo el track.

 
Un saludo
Cienfuegos

No hay comentarios:

Publicar un comentario