jueves, 20 de febrero de 2020

Entrambosallagos, Ordaliega y Frayada desde Orlé

Un mes. Prácticamente un mes en dique seco por una gripe. Así me estrené yo en 2020. Tocaba retomar la actividad con algo no especialmente duro y nos decantamos por una circular desde Orlé a las cumbres de Entrambosllagos y la Ordaliega, ruta sencilla de no ser porque mis compañeros me dieron el capricho de descender de ésta última a pura cresta, con algún tramo un tanto aéreo. Sobre la marcha, decidimos añadirle la Frayada, lo que obligó a un cruce a su cara noreste por la Senda´l Gatu, paso que yo ya conocía de anteriores visitas, pero nunca en este sentido y que obliga a un paso expuesto sobre terreno muy sucio y a tener en cuenta.


DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 31/01/2020
  • Zona: Parque Natural de Redes
  • Concejo: Caso (Asturias)
  • Inicio/Fin: Orlé
  • Distancia: 15,5 Km
  • Desnivel máximo: 890 m
  • Desnivel acumulado positivo: 1.005 m
  • Tiempos: 6 horas
  • Dificultad: Moderada. Si bien la ruta no presenta grandes complicaciones, el descenso de la Ordaliega lo hicimos a pura cresta con algún paso de III. Con todo, lo peor, es el paso a la cara noreste de La Frayada por la Senda´l Gatu, donde hay un tramo muy expuesto, sobre todo si estuviera mojado.


Aparcábamos en el centro de Orlé cuando las primeras luces del día iluminaban la cumbre del Piqueru, como si de un faro se tratara. Por una vez no venía yo a Orlé para ascender por el valle de Conforcos, el de Fresnedal, el Valle´n Mediu, el de Quixaes o el de Vallina Menor. No, esta vez íbamos a recorrer la antigua comunicación con el pueblo de Nieves. Pocos caminos me quedan ya aquí por conocer.


De manera que pasando por encima del restaurante La Carasca buscamos una senda que va a ir los primeros metros paralela a la carretera, tomando en el primer cruce la que asciende ligeramente.


La Carasca cerrando el valle de Conforcos.


El camino es ancho y cómodo mientras se aproxima a la vaguada de la Riega del Acil. A la izquierda vamos viendo la cumbre del Busllar, alzándose sobre el pueblo de Gobezanes.


Sin embargo una vez nos aproximamos al fondo de la vaguada, el ancho camino se vuelve estrecho sendero. Aún así se muestra muy evidente en todo momento.


Tan solo hay un tramo, justo en el cruce de la riega, donde está un poco tomado de vegetación, pero no excesivamente, al menos en esta época. Poco después salimos nuevamente a un ancho camino proviniente de Nieves y que da servicio a las fincas.


Vamos a ir pasando entre ellas, mientras el sol sigue iluminando el Piqueru. Al fondo a la izquierda, destacan las Peñas del Casar.


Enseguida damos vista a Nieves, entrando al pueblo por su parte baja, donde se localiza el Palacio-Casona de Nieves, de 1773 a juzgar por la fecha tallada en el dintel de la puerta y pasando ya en la zona alta frente a la Ermita de la Virgen de los Dolores, ésta de 1716.


Salimos de Nieves por la pista que asciende hacia el collado Llagu Ovia, siguiendo las marcas del PR.AS-125 "Nieves-Orlé por Llagu Ovia" y disfrutando de las vistas que poco a poco se van abriendo al sur.


Una más al Busllar,  que se eleva sobre la collada Arnicio. Su ascenso os lo conté AQUÍ hace una temporada.


En nuestro caso no llegaremos a Llagu Ovia, ya que a mitad de ascenso dejamos la pista para tomar por el viejo sendero que entra a la izquierda. Nos lo vamos a encontrar en uso y perfectamente limpio. Mucho más de lo que contábamos.


No solo está limpio, además es una preciosidad. Conserva gran parte de su empedrado y sube trazando varias zetas. Un tramo realmente guapo.


Cruzando una pequeña horcada.


Las vistas ya empiezan a ser de las de pararse a disfrutarlas


Las Ubiñas. Más tarde las veríamos con mejor luz.


Alcanzamos la collada del Llagu Colines en la que damos vista al norte, a la Foz del Molín por la que la riega desciende hacia el valle de Espinaréu, con el Vízcares al fondo a la izquierda, el Maoñu en el centro y la aguja de los Tornos de Pandemules, o Peña Crespa, a la derecha.


Peña Crespa, preciosa vista desde este ángulo que hace que parezca mucho más complicada de lo que luego resulta su ascenso.


No paramos mucho. Nos vamos a por la primera cumbre del día, la de Entrambosllagos, para lo que ascendemos por lo alto del cordal siguiendo alguna de las trochas que en él se abren. A nuestra espalda se elevan Cuetos Negros. Esos para otro día.


Alcanzamos la cumbre de Entrambosllagos, marcada por un simple jito. Bajo la cumbre vemos la pista que pasa por el collado de Llagu Ovia y sobre él, el verdadero objetivo del día, la Ordaliega, con la Frayada asomando a su izquierda.


Alguna de las vistas. Una hacia la cordillera, con el Torres destacando a la derecha.


Hacía buena temperatura. Era un día raro, de surada, de esos en los que las nubes entran desde León. Lo contrario de lo habitual, vaya.


La sierra de Peña Mayor con la Xamoca a la izquierda, otra que vista desde este ángulo también se aprecia mucho más afilada de lo que en realidad es.


Peñas Negras y Peña Mea. A su izquierda, las Ubiñas.


Se aprecian las foces del Molín y bajo ésta, la de los Cubilones. Al fondo el Vízcares.


El Maciédome, asomando entre la Carasca, a la izquierda y el Picu la Senda, a la derecha.


Descendemos de cumbre hacia la collada de Llagu Ovia, donde más que "llagu", lo que encontramos es un "charcu". Una vista atrás al Entrambosllagos. Buen nombre la de la cumbre, "entre los llagos" de Colines y Ovia.


Vamos ahora siguiendo nuevamente el PR.AS-125 que asciende por el cordal hacia la Ordaliega


Poco a poco nos aproximamos a la base de Ordaliega. El ascenso se sale del PR, pero está jitado. Solo es cuestión de buscar un poco. Se sube bien, tan solo teniendo que apoyar puntualmente las manos en algún punto.


Y cumbre de la Ordaliega. En tiempos debió tener cruz o buzón, pero ya solo quedan los soportes. Al otro lado de la collada Entrepeñes vemos la Frayada.


Bajo cumbre observamos la amplia y verde collada donde se asienta la mayada Ovia.


El cordal que hemos venido recorriendo desde la collada de Llagu Colines.


La Frayada en primer término. Al fondo a la derecha la Llambria, con los Picos de Europa asomando.



Campigueños (izda) y La Carasca (dcha). Lo que asoma al fondo es Peña Ten.


Nuevas vistas a la cordillera. Ahora el Torres a la izquierda.


Y una más, y con mejor luz, a las Ubiñas.


Aunque era temprano decidimos comer en cumbre. Habíamos hecho planes para regresar pronto a casa, pero en función de como fuéramos podíamos alargar la ruta. Tal fue el caso. Comimos rápido y decidimos añadir a la jornada la cumbre de La Frayada. Aquí mis compañero me dieron el capricho de intentar bajar por la cresta. Parecía factible. Tiene buenos cortes a ambos lados, pero parecía que se podría recorrer hasta un poco donde era factible bajar a la izquierda, a la collada de Entrepeñes.


Con todo, no resulta sencilla. Tiene un par de cortes y exige algún destrepe, sencillo pero expuesto, a tener en cuenta, desde luego.


Muy disfrutona, eso si.


De todas formas, cuando ya estábamos llegando al punto donde yo creía que se podría bajar al norte, no lo vimos claro. Posiblemente se pueda, pero decidimos no complicarnos la vida. Había un escape sencillo al sur que nos depositaba nuevamente en la senda del PR, justo en el punto en el que cruza la cresta, por un paso de esos que merece la pena conocer.


La senda se interna en una especie de larga horcada, un corte en la cresta, un paso sencillamente precioso.



La senda voltea la cresta y alcanza la parte inferior de la collada Entrepeñes desde donde volvemos a ver el Campigüeños (izda), la Carasca, la Senda y el Requexón de Valdunes (dcha)


Subimos hacia la base de La Frayada, para lo que hay que cruzar un crestón en medio de la collada. Parecía una pijada, pero hay que buscarle el paso. La Frayada no puede ganarse desde su cara suroeste. Hay que pasar a la cara noreste. Las alternativas son seguir el PR, que da una amplia vuelta por el norte hasta la horcada Traslasenda, o perder altura por su extremo sur, altura que luego habrá que recuperar. Sin embargo yo conocía un paso por el que ya había cruzado en dos ocasiones, la Senda´l Gatu, que pasa por la horcada que se aprecia a la izquierda de la foto, así que nos encaminamos hacia allí.


Una senda asciende pasando entre las agujas calizas, buscando una horcada que da a la cara noreste de La Frayada.


Por debajo nuestro dejamos la mayada Ovia, con la cumbre del Facéu al fondo y toda la escarpada Sierra del Trallán, a la derecha..


La senda gana una horcada y damos vista a la vertiente contraria. Aquí esta el paso mas delicado de la Senda´l Gatu. Nada más cruzar, la senda hace una traviesa lateral a la derecha con un corto tramo donde la maleza ha hecho desaparecer la traza. Es un paso expuesto, con una fuerte y vertical caída. Además en nuestro caso estaba un poco húmedo. Desde luego es un paso donde extremar las precauciones. No tengo ninguna foto que de idea de él. Yo había pasado otras dos veces por aquí, pero subiendo es mucho más seguro que bajando.


Sigue la traviesa a la derecha hasta pegarse a la pared caliza. Ya allí se baja por una especie de canal, mucho más protegida, aunque la pendiente sigue siendo mucha y no nos podemos despistar. Una caída aquí sigue dando para un susto.


La canal nos deposita casi en la collada misma entre La Frayada y el Mayáu. Desde allí una trepada sencilla nos iza a la cresta que debemos recorrer hasta la cumbre de La Frayada.



Y tercera cima del día. La Frayada. Cumbre que ya había ascendido en 2011 cuando fue la excusa para el II Encuentro de foreros de Asturmet y que os conté AQUÍ.


Bajo nosotros la foz de Moñacos con el Vízcares al fondo. A la izquierda el refugio de La Felguerina



Los Tornos de Pandemules y el Cuetón de les Travieses, con la Llambria a la derecha.


Los Picos de Europa sobre el Cuetón de les Travieses.


No paramos mucho en cumbre. Al poco para abajo, con cuidado en la cresta que tiene algún punto donde no es buena idea caerse.


Y luego ya la ladera que nos deposita nuevamente en la collada.


Desde aquí íbamos a hacer el recorrido que os conté hace una temporada para ascender a Los Tornos, pero en sentido inverso. Ya está documentado en el blog, así que no me extiendo mucho. Lo podéis ver AQUÍ. De momento tocaba descender hacia las cabañas de Cañandi, en la collada que se aprecia en el centro de la foto.


Vamos a ir dejando a la derecha la foz de les Cangues a la que tendremos que bajar después.


Una vista atrás. A la izquierda la Ordaliega y a la derecha la Frayada.


Bajamos hacia el fondo del valle. La senda se muestra un tanto abandonada. Es una pena que el PR no pase por aquí, pues el recorrido resulta mucho más interesante y ayudaría a mantener esta senda más limpia al ser más transitada. A la entrada de la foz el río se sume. De hecho al poco la senda pasa soportada sobre buenas armaduras sobre una sima en el tramo ya seco del valle.


Guapo el bosque.


La senda baja con fuerte pendiente en un tramo donde conserva su magnífico empedrado. Es la parte más angosta de la foz.



Justo a la salida de ella oímos el rugir del agua. Nos acercamos al cauce y vemos el punto donde resurge el arroyo, en un buen manantial.


Luego ya solo quedaba seguir bajando por la senda. Tras cruzar un tramo muy tomado de escobero salimos a una senda de mayor entidad por la que baja el PR. No hay pérdida. Solo queda seguir bajando por el valle de Quixaes y en poco tiempo alcanzaremos nuevamente Orlé, entrando por la parte alta del pueblo, por el barrio de Cimalavilla, desde donde volvemos a ver La Carasca al fondo del valle.


Cerrábamos así una preciosa circular, una más por Redes y una más por Orlé. Tras el cambio de ropa, tocaba buscar donde disfrutar de la correspondiente cerveza y luego para casa, que aún cumpliríamos con el horario que nos habíamos propuesto. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

2 comentarios: